Parálisis del sueño

La parálisis del sueño es un proceso complejo, a la vez que común. Podemos decir que es uno de esos aspectos sobre la mente a los que la ciencia todavía no ha podido dar una respuesta clara y completa. La incómoda sensación para el que lo sufre y el misterio que arroja, lo hace un fenómeno todavía más interesante.

Esta parasomnia tiene lugar en el momento del despertar. Nuestra mente es capaz de pensar con nitidez, pero no emite órdenes al resto del cuerpo. Es decir, la sensación es parecida a estar despierto, pero completamente incapaz de mover un solo músculo de nuestro organismo.

Como habrás vivido o sino, podrás suponer, estos segundos o incluso minutos, se viven con gran angustia. Una borrasca de preguntas bombardea nuestra cabeza, ¿Qué ha pasado? ¿Se me va a pasar esto? ¿Podré volver a moverme? Hay gente que llega a preguntarse si continúa viva.

Esta disfunción temporal no es para nada síntoma extraño, ni siquiera anormal. Existen estudios donde los resultados han determinado que entre el 50% y el 60% de la población lo sufren una vez en la vida al menos. Sin embargo, no se manifiesta de idéntica manera en todos los casos. Existen personas que escuchan sonidos desconocidos o zumbidos, hay quien siente ser tocado por “algo” o “alguien” y se conocen miles de casos donde incluso han visto alucinaciones que luego recuerdan a la perfección.

Por último, hay una muy pequeña sección de casos en los que el proceso va más allá. Aseguran que la parálisis es el punto de partida para un viaje astral. Es decir, para experimentar una sensación de separación entre cuerpo y “alma”. Un abandono del yo de su forma física. Algo que nadie puede definir a la perfección, pero de lo que ya se ha intentado hablar desde el antiguo Egipto.

¿Cómo evitar la parálisis del sueño? Podemos decir que es imposible hacerlo por completo. Pero sabemos que el proceso tiene lugar en las siestas en un porcentaje mucho más alto que durante la noche. Otro factor que tiene influencia es la postura. La propensión aumenta durmiendo “boca arriba”.

Una vez que estas prevenido, seguramente la pregunta sea la siguiente: ¿Qué ha de hacerse si se experimentan estos síntomas? Sobre todo intentar mantener la calma, pensar en que lo que te ocurre es normal e intentar poco a poco mover partes pequeñas como dedos, lengua o boca. Sentir como la respiración es pausada, nada fuera de lo normal.

Las parálisis del sueño duran entre uno y tres minutos, hay que intentar tenerlo presente, pese a que casi siempre se suele asegurar que has permanecido así mucho más tiempo.

Por ello, espero no asustar a nadie con este artículo que desea ser tomado como una nueva demostración de que la mente es maravillosa.

Este artículo ha sido escrito por Victor Millán, al cual le agradecemos su aportación.

Fuente: La mente es maravillosa

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s