Hospital de Día: Grupo “C” – LUNES

8:30 a.m. Terapia de integración: Es realizada por una asistenta social. Como su nombre lo indica sirve para ir conociendo a  los compañeros, integrándose. Con diversos ejercicios y dinámicas, individuales o grupales el paciente se da cuenta en qué está fallando o a qué no le da importancia en su relación con su entorno próximo, su familia, pareja, hijos, amigos, vecinos, colegas, etc., para poder modificar su conducta, para poder mejorar. En una forma dinámica, didáctica y divertida cada uno toma conciencia de sus falencias y evalúa su comportamiento para regular su conducta.

10:30 a.m. Refrigerio

11:00 a.m. Terapia Grupal: Esta terapia está dirigida por un psiquiatra y un psicólogo. Los pacientes arreglan el ambiente colocando colchonetas, a las que se les pone fundas o sábanas para que todos puedan sentarse alrededor de los terapeutas.

Para trabajar en grupo solo es necesario personas que están abiertas a crecer, cambiar, desarrollarse. La comunicación abierta en el aquí y el ahora, en el presente, conduce el trabajo.

Primero se presenta el nuevo o nuevos integrantes de la terapia. Exponen brevemente su caso y cada uno de los pacientes que entraron en semanas pasadas les da la bienvenida al grupo terapéutico. Los terapeutas hacen que quienes deseen intervengan diciéndoles las “reglas” de la terapia. Éstas son:

  1. Ser auténtico (no falsear la realidad), ser directo y honesto;
  2. Hablar en primera persona (Yo);
  3. El presente: el aquí y ahora. Nada ocurre sino ahora. El pasado ya no existe y el futuro aún no es. Se intenta evitar todo lo que ya no está. La experiencia pasada o el temor al futuro se traen al presente porque sólo desde ahí se puede integrar. El presente permite descubrir, actuar en lugar de imaginar.
  4. La responsabilidad: de lo que hace, siente, niega, evita, desea… Responsabilizarse de la propia vida. El mundo no está para llenar tus expectativas ni tú para llenar las de otros.
  5. El darse cuenta: es el proceso de estar en contacto con lo que hay aquí y ahora con todos los sentidos para percibirse a sí mismo y al mundo. Es hacerse cargo de lo que hay sin interferir ni interrumpir.
  6. Todo lo que se habla en la sesión terapéutica queda allí, es secreto grupal, no se menciona ni se habla del caso de nadie en otro lugar;
  7. Son un grupo terapéutico no uno social, por lo tanto, no se dan números telefónicos, e-mails. etc.;
  8. Celulares apagados (porque interrumpen la sesión) y es señal de respeto por los demás.

Luego de ello, la persona que siente que está lista para hablar de su problema o de algo que le haya molestado, levanta la mano y los terapeutas le dan la palabra.

El primer día, para la mayoría, es difícil. Se llega a pensar “y yo qué hago aquí, si no estoy loco(a)”, “jamás voy a hablar de mis cosas privadas frente a este grupo de desconocidos”, “mañana no vuelvo”… Pero conforme los días avanzan, el paciente va tomando confianza al grupo y a los terapeutas. Y se dan cuenta que en realidad el grupo permite expresar libremente sus emociones auténticas, favoreciendo un “entrenamiento” para una vida social más plena.

En el grupo se tiene la oportunidad de aprender sobre uno mismo a la vez que se experimenta cómo se es comprendido por el resto. Esto permite reconocerse uno mismo y reconocer al otro. La riqueza del grupo se basa en que hace de testigo y de caja de resonancia del trabajo emocional de cada uno de los componentes, de este modo el trabajo puede ser bidireccional.

El grupo brinda “protección” (contamos con alguien cuando lo necesitamos), da “permisos” (para crecer y hacer cosas nuevas), nos “potencia” (transmite energía, fuerza y empuje), nos “premia” (estimula) y ofrece “paciencia” (dentro del respeto por el tiempo y limitación personal), pero sobre todo los terapeutas no aconsejan, dejan que cada uno se dé cuenta por sí solo y saque su propia conclusión, siempre “guiado(a)” por ellos.

Y el estar en grupo tiene sus ventajas:

  • Contamos con un grupo de pertenencia donde se recibe protección y afecto.
  • Tenemos más modelos para imitar y aprender, gracias a la diversidad de edades y a los dos sexos.
  • Favorece el final de terapia, la dependencia al profesional, se aprende a compartir la figura del terapeuta con los compañeros, y valorar el aporte de cada uno de éstos, así como a aportar a ellos.
  • Permite prácticas y ensayos para actuar en situaciones sociales muy variadas: asertividad, establecer contacto visual, cara a cara, proteger y ser protegido, aceptar límites y ponerlos, exigir su tiempo para hablar, respetar el tiempo de los demás, superar la timidez que impide nuevos contactos sociales, etc.
  • Entrenamiento en el intercambio de estímulos sociales positivos y “carga las baterías”.
  • Hablar y ser visto y oído por varias personas, superando fobias a hablar en público, mostrarse, moverse.
  • Compartir experiencias, enriqueciéndonos mediante los episodios que los demás cuentan, compartiendo sus propias vivencias.
  • Aumentar la capacidad de resolver problemas, al participar en los ajenos, que pueden ser similares o distintos a los nuestros. Así ampliamos también nuestro marco de referencia.
  • Posibilidad de revivir la situación familiar de la infancia y mejorarla.
  • Apoyo social para adquirir valores y normas éticas: el afecto, la salud, el interés por el bienestar ajeno sin descuidar el propio, el cuidado del ambiente, entre otros.
  • Se refuerza la consideración de las consecuencias de nuestras conductas, tanto a corto plazo como a largo plazo, tendiente a vivir un presente responsable.
  • Descubrir qué produce mi persona y conducta en los demás.

Y es con ejemplos que nos educamos, de ahí la importancia de mirar nuestro interior, conocer y obrar sobre nuestra herencia física, mental y espiritual para lograr que nuestra vida sea el mejor legado.

Y así finaliza el primer día de la semana. Se recogen las colchonetas, dejando el ambiente tal como fue encontrado al inicio.

Cada uno se retira de la terapia con algo aprendido o al menos algo en proceso de “el darse cuenta”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s