Ejemplos de mecanismos de defensa

Introyección:

Como mecanismo de defensa tiene que ver con que uno va introyectando modelos identificatorios, elementos de la mamá, del papá, modelos de la vida cotidiana.

Surge fundamentalmente en la fase oral. Por tal motivo decimos que tenemos ansiedad oral cuando nos sentimos mal y no por hambre. En este sentido necesitamos introyectar algo, en este caso alimento, para calmar la angustia.

Proyección:

Es el proceso a la inversa de la introyección, es proyectar aspectos de uno en otro. El bebé llora porque tiene un malestar físico, angustia o se siente mal, pero al no poder discriminar un yo-no yo, si él está mal, todo está mal. Pero si un adulto pone lo que le pasa a él en el afuera es patológico, cercano a la psicosis, al delirio, a la paranoia. Aunque no quiere decir que alguna vez no se utilice en aspectos críticos de la vida.

Sublimación:

Mecanismo más evolucionado. Desde el punto de vista psicosexual es el último en aparecer y no necesariamente aparece en todos los sujetos. Se da en la adolescencia avanzada o en la adultez. Se canaliza toda la energía pulsional, sexual hacia otra vía no sexualizada en otro lugar, en situaciones valoradas no sólo por el sujeto sino también por la comunidad, por ejemplo valores artísticos. Se necesita un modelo para poder sublimar.

Negación:

Ver algo y decir “no lo creo”, “no está”. Para el sujeto en realidad no está. Desmentir es que a pesar de que en cierto momento tomo conciencia de que está, vuelvo atrás y lo desmiento. Surge en la fase anal. No se refiere sólo al campo de la sexualidad. Es primario y distorciona permanentemente la realidad. En situaciones extremas el sujeto necesita mejorar para seguir funcionando.

Racionalización:

Pasar todo por la razón, es el que más intenta alejarnos de lo afectivo, pues de contactar con los afectos causaría demasiada angustia, desbordaría. Incluso a las situaciones afectivas le doy una explicación racional. Es el más fácil de ver, lo utilizamos frente a muchos momentos. Es un mecanismo más evolucionado, se da en la etapa pre-escolar.

Formación reactiva:

Es como reaccionar a lo contrario. Evolutivamente tiene que ver con la etapa anal. Es reaccionar de acuerdo y hacia lo opuesto. Tiene que ver con mecanismos obsesivos.

Anulación:

Dice algo y luego lo niega, “pensándolo bien, no“. El tema es cuando estos elementos se vuelven paralizantes para la vida del sujeto, donde su vida gira entorno a ésto como un problema que se vuelve en contra de él mismo y genere su sufrimiento. Puede transformarse en un síntoma. Se ve cuando se da un paso adelante y otro atrás sucesivamente.

Regresión:

Se da en cualquier etapa de la vida pero tenemos que avanzar algo para poder regresar. Un bebé no podría hacer una regresión. Es volver a etapas previas y conocidas para resolver problemas de hoy. Cada uno regresa a etapas diferentes y no es a cualquier lugar, sino donde hubo placer o displacer, donde se realizó una fijación.

Es diferente a la fijación, pues en esta última se queda fijada en una etapa y no se puede seguir avanzando psíquicamente y en la regresión el sujeto puede seguir su desarrollo y en determinado momento regresa, es más sano.

Vuelta contra sí mismo o identificación con el agresor:

Se da en situaciones extremas como por ejemplo en la tortura, violencia doméstica. Hay en ésto ciertos aspectos sádicos. Atrás de ésto se encuentra la pulsión de muerte, es un mecanismo de riesgo difícil de sostener.

Fuente: Blogpsicología.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s