Olvidar los recuerdos no deseados. ¿Es posible olvidar lo inolvidable?

Un famoso escritor francés, Roger Martin du Gard decía que la vida sería imposible si todo se recordase, que el secreto está en saber elegir lo que debe olvidarse. Una nueva investigación le da parte de razón, al sugerir que es posible olvidar los recuerdos emocionales autobiográficos. El estudio de Noreen et al., revela que las personas podemos ser entrenadas para suprimir algunos detalles específicos relacionados con los recuerdos emocionales.

Estos hallazgos ofrecen un magnífico potencial para desarrollar nuevas intervenciones terapéuticas en aquellas personas que sufren de trastornos emocionales, sobre todo aquellos vinculados con los recuerdos, como los trastornos depresivos y trastornos postraumáticos. Muchos estudios afirman que los supervivientes a eventos traumáticos se caracterizan por una marcada incapacidad para olvidar cierto tipo de recuerdos. Esto podría representar una buena solución.

La investigación de Noreen et al. demostró que, aunque los individuos participantes podían acordarse con exactitud de las causas del evento que narraban, podían ser entrenados para olvidar tanto las consecuencias como el significado personal que se había asociado a dicho evento. Este “entrenamiento” podría modificar una de las capacidades que nos constituyen como individuos, la de recordar e interpretar los acontecimientos y vivencias emocionales de nuestro pasado. Es decir, no se trataría de separarse o de disociarse de aquel recuerdo, sino de elegir qué recordamos de un determinado evento.

Este estudio tiene además otras lecturas. El debate de los recuerdos, las falsas memorias y las memorias recuperadas es uno de los más controvertidos en Psicología. Durante años, las terapias asociadas a la recuperación de los recuerdos estuvieron muy en boga, hasta que se demostró que se podían crear recuerdos de la nada. Fue una terapia muy usada sobre todo en casos de (supuesto) abuso sexual infantil, e hizo que en algunos países (principalmente EE.UU.) acabaran muchas personas en la cárcel acusados y sentenciados por este supuesto abuso. Afortunadamente, este caso es diferente, no se trata de recuperar recuerdos, sino te entrenarse para eliminar una parte del significado personal asociado.

Quizá lo más relevante sea tener la posibilidad de desarrollar una capacidad de tener un papel activo y participante en olvidar de manera intencionada parte de un recuerdo, lo que sería fundamental para mantener una imagen coherente de quiénes y cómo somos.

Fuente: espacioterapiabreve

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s