La autolesión o el deseo de hacerse daño

La autolesión es una manera – la única que la persona encuentra – de hacer frente a los problemas, intentando expresar sentimientos que no se logran explicar con palabras y liberar el dolor emocional. Pero para la persona que se autolesionan los sentimientos dolorosos siempre vuelven, y se siente la necesidad de hacerse daño de nuevo, por ello es necesario buscar otras formas de sentirse mejor sin hacerse daño.

Se trata de un comportamiento, una válvula de escape, para expresarse y sentirse mejor, donde las lesiones personales son la única manera de hacer frente a sentimientos como la tristeza, odio, culpa o ira, sin embargo, ese pequeño alivio no dura mucho tiempo. Además, el secreto y la culpa provocados por la autolesión afecta a sus relaciones familiares y personales.

DIFERENTES TIPOS DE AUTOLESIONES

El impulso de dañarse intencionalmente a sí mismo puede llevarse a cabo de diversos maneras, algunas de las más comunes son: quemarse, cortarse o arañarse la piel, darse golpes en la cabeza o en cualquier parte del cuerpo, perforarse o pegarse objetos en la piel, evitar que sus heridas se curen, tomar sustancias tóxicas u otros objetos, y de forma menos obvia, la persona puede ponerse en peligro bebiendo en exceso, conduciendo de forma imprudente o tomando cualquier tipo de medicamentos sin precauciones.

CUÁLES SON LAS SEÑALES DE QUE EXISTEN AUTOLESIONES

Las señales de advertencia de que un familiar o amigo se autolesiona pueden ser las siguientes:

Heridas inexplicables, golpes o quemaduras, generalmente en las muñecas, pecho, brazos y muslos, manchas de sangre en la ropa o en la cama, encontrar entre sus pertenencias navajas, agujas, cristales, y objetos punzantes o cortantes, sufrir accidentes frecuentes, poniendo la excusa de que son torpes o sufre muchos contratiempos, usar camisas de manga larga o pantalones largos incluso haciendo calor. Suele tratarse de personas que gustan de estar solos mucho tiempo encerrados en el cuarto de baño o en el dormitorio, y personas que sufren de aislamiento e irritabilidad.

CÓMO ACTUAR ANTE LAS AUTOLESIONES

  • El primer paso de actuación ante las autolesiones es confiar en alguien y hablar sobre lo que está sucediendo. Al principio puede haber miedo a hablar, pero también suele ser un gran alivio el compartir con otro lo que está pasando. Para ello, para hablar sobre las autolesiones, la persona debe de concentrarse en sus sentimientos y comunicarse en la forma que le haga sentirse más cómoda.
  • El segundo paso es buscar ayuda profesional y no continuar con la conducta de autolesión. Porque con la ayuda de un terapeuta la persona podrá entender por qué se autolesiona. Para ello es muy importante saber reconocer los factores desencadenantes de las autolesiones, y para conseguirlo deberá de trabajar su conciencia emocional.
  • El tercer paso es encontrar nuevas técnicas de afrontamiento, como por ejemplo, expresar el dolor y las emociones intensas, tranquilizarse, saber desconectar y especialmente buscar técnicas que ayuden a liberar la tensión.

TRATAMIENTO PROFESIONAL

Encontrar el terapeuta adecuado puede llevar algún tiempo, pero lo que es muy importante es que el terapeuta que se elija, tenga experiencia en el tratamiento de los traumas y lesiones autoinflingidas, y sobre todo que exista confianza y cordialidad entre ambos.

Fuente: La mente es maravillosa

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s