Un encuentro con autenticidad

En las diversas charlas y talleres que he impartido, en algunas facultades de Psicología, he pretendido ilustrar el concepto de autenticidad, un pilar fundamental en el enfoque de la Terapia Gestalt, y el inmenso potencial de salud disponible para las personas que se encuentran con autenticidad. Lo he hecho a través de un extracto de un episodio de la famosa serie de televisión House, titulado “Un día, una habitación”. A continuación voy a comentarte qué sucede en este episodio y por qué lo relaciono con la autenticidad.

¿Quiere hablar?

House es el personaje central de la serie. Es médico y trabaja en un hospital como jefe del servicio de diagnóstico. En este episodio House acude a atender a una paciente. Al aproximarse a ella ésta reacciona de un modo extraño. House, sorprendentemente, advierte que ha sido violada. Entonces rehúsa atenderla y quiere derivarla a psiquiatría. Sin embargo ella ha percibido algo en el encuentro con House que le impulsa a querer ser tratada por él.

A regañadientes, forzado por la dirección del hospital, House acepta atenderla. Pero no sabe cómo hacerlo. Consulta con algunos de sus colegas y ningún consejo de éstos le parece satisfactorio. Sin saber qué hacer la visita. House entra incómodo en la habitación de ella. Le pregunta si quiere hablar de lo que le ocurrió. Ella, que parece percibir la incomodidad de House, también se incomoda y le responde que no. Entonces House se molesta aún más y le pregunta si quiere hablar sobre el tratamiento para la enfermedad venérea que ha contraído en la violación. Ella también le responde que no. House irónicamente le pregunta entonces si de lo que quiere hablar es del tiempo. Y, sorprendentemente, aunque con clara resignación contesta que sí. Momento en el que House aprovecha para negarse diciéndole que no es el hombre del tiempo. Se dirige a ella para tomarle el pulso y ella le retira enfadada el brazo. El encuentro de ambos termina en desencuentro.

Un día, una habitación

Un tiempo después House vuelve a visitarla. Ella duerme. De un modo brusco House le pide que se despierte. Sin esperar a que lo haga completamente comienza a contarle una historia personal de abusos. Ella se interesa. House le cuenta que cuando sus padres le dejaban con su abuela ella abusaba de él. Nada más terminar de contarle la historia House le exige que ahora ella se sincere con él. Pero ella no parece muy motivada a ello, parece extrañada. Y le pregunta cómo continuó llamando a su abuela después de aquello. A lo que House responde irónicamente que siguió haciéndolo del mismo modo. Ella no le cree. No le parece posible. Se enfada. Se siente engañada y se lo dice. House se siente descubierto aunque se resiste a confesarlo y enfadado se defiende con los argumentos que puede.

House le expresa que no puede creer cómo su vida va a depender de lo que alguien pueda contarle. Ella se emociona. Implícitamente, House ha revelado su profunda desconfianza en los seres humanos y su necesidad defensiva de evitar depender de alguien. Así se descubre para qué House siempre actúa buscando poner en evidencia a todos aquellos con los que se relaciona, confrontándoles con su falta de inocencia. Tiene que demostrarse a sí mismo que no debe confiar. Lo que más miedo le da y lo que más necesita.

Ella, en contraste con House, muestra su confianza en que nuestras vidas, y por supuesto la suya, dependen y se configuran con cada encuentro en el momento presente. Algo que deja a House en silencio.

¿Qué le pasó a usted?

En el siguiente encuentro, al aire libre, ella se acerca a House. Apoyándose en una sensación de saber que a él también le pasó algo, ella le expresa que su dolor es haber sido violada. Y, sin dar opción a negativa alguna, le pregunta qué le pasó a él. La verdad de ella le pone a él en contacto con la suya y no puede mantenerle la mirada. House baja la cabeza. Un gesto que en sí mismo es ya un reconocimiento de que ella tiene razón. Él también tiene un profundo dolor.

Ahora sí me gustaría contarle

Finalmente, en la última escena del extracto del episodio, que es continuación de la anterior, House a raíz de la pregunta de ella está más en contacto con su propio dolor y desde ahí le dice que le importa lo que ella siente —yo me imagino que él se pregunta si como ella se siente es como él se siente— y ella se conmueve. Él le pregunta por qué le eligió. Ella llora y le responde que sintió que él también había sufrido. Nuevamente House no puede sostenerle la mirada y se gira agachando su cabeza. Entonces él conectado con su dolor le confiesa que la historia que le contó era cierta pero que quien realmente abusó de él no fue su abuela sino su propio padre. Al expresarle esto House queda sobrecogido. Ella se emociona y le expresa que ahora sí desea contarle lo que le pasó. House con voz profunda le dice que le gustaría oírla. Ella empieza a contarle su historia. En ese momento la cámara comienza a alejarse de ellos. La música empieza a sonar, con mayor volumen cada vez, al tiempo que apaga poco a poco las palabras de ella que, finalmente, dejan de oírse. Ya no importa cómo fue, los detalles, el encuentro auténtico entre los dos se produce. Su salud comienza ya a restablecerse, en el momento en que ella siente que él sinceramente desea escucharla y que, además, realmente puede comprender cómo se siente pues no está a la defensiva sino, que por el contrario está en completa sincronía y coherencia emocional con ella.

Conclusión

Para mí la historia que acabo de contarte refleja muy bien varios aspectos relacionados con la autenticidad.

  • En primer lugar que la resistencia a la autenticidad dificulta el encuentro entre dos personas.
  • En segundo lugar que la autenticidad favorece encuentros íntimos que catalizan procesos mutuos de salud. Cuando la autenticidad está presente en el encuentro entre dos personas éstas alcanzan un nivel de intimidad imposible de alcanzar mediante la manipulación que supone la ocultación de sí mismo y la proyección de una imagen falsa. Nivel de intimidad que, por otra parte, favorece procesos de salud para ambos.
  • Y, en tercer lugar, que la autenticidad de uno puede conducir a otro hacia su propia autenticidad.

Recomendación

No te conformes con la descripción que te he hecho de la historia. Te recomiendo que veas el episodio. Por una parte, la historia está magistralmente interpretada por los actores. Y, por otra parte, los planos de las cámaras, para acentuar una mirada, para enfatizar un gesto, para mantener un silencio, para llevar la atención a un personaje en detrimento del otro, etc. son geniales. De esta forma, tan magnífica interpretación y tan buenas tomas, te permiten apreciar los detalles más sutiles relacionados con la comunicación no verbal que tiene lugar entre los personajes. Y, este aspecto, el de la comunicación no verbal, es crucial para que comprendas aún más profundamente, desde la perspectiva de la Terapia Gestalt, qué es la autenticidad.

Reseñas

Universal Estudios (Productora). (2007). House M. D. [Video]. Los Ángeles: Universal Estudios.

Episodio “Un día, una habitación”, disco 3 de la temporada 3:

(1) Extracto: del 19′ 10” al 19′ 26”, ¿Quiere hablar?.

(2) Extracto: del 26′ 24” al 29′ 10”, Un día una habitación.

(3) Extracto: del 36′ 24” al 36′ 40”, ¿Qué le pasó a usted?.

(4) Extracto: del 37′ 20” al 39′ 35”, Ahora si me gustaría contarle.

Fuente: Qualia Gestalt / Teodoro Sanromán

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s