Consejos para dormir mejor

El ritmo biológico se rige por la luz solar y el sueño se sincroniza con la oscuridad. Al permanecer despierto/a mucho más tiempo, afectas tu calidad de sueño y le creas trastornos a tu reloj interno. Descansar poco deteriora la calidad de vida y aumenta el riesgo de sufrir problemas físicos y psicológicos, conflictos domésticos e incluso accidentes de tráfico.

Dormir bien, a parte de ser algo absolutamente necesario y ser una de las piedras angulares de la salud, ayuda a consolidar la memoria y también a reorganizar la información y a extraer los datos más relevantes, de este modo el sueño favorece que se produzcan ideas nuevas y más creativas. También es un eficaz tratamiento de belleza, según un estudio del Instituto Karolinska de Estocolmo en Suecia, se demostró que las personas que han dormido bien durante la noche resultan más atractivas y más saludables que las personas que han estado privadas de sueño.

Aquí tienes una serie de consejos para dormir mejor por la noche:

  • Duerme en una habitación bien ventilada, pero con una temperatura equilibrada, sin exceso de frío o de calor.
  • Elimina del ambiente cualquier molestia como ruidos o exceso de luz, duerme en un lugar lo más oscuro y silencioso posible.
  • Es muy importante dormir en un colchón adecuado.
  • No te acuestes con hambre, ni después de una comida muy pesada; cena dos horas antes de irte a dormir.
  • No consumas café, té, refrescos, alcohol, tabaco ni cacao antes de dormir.
  • Evita las discusiones antes de acostarte.
  • No te lleves los problemas a la cama, dedica un tiempo a distraerte de tus preocupaciones antes de ir a dormir.
  • Practica ejercicio físico durante el día.
  • Antes de dormir, ve desacelerando tu actividad, no hagas tareas que requieran mucha concentración, ni trabajes hasta última hora.
  • Mantén horarios regulares de alimento, ejercicio y sueño, acuéstate siempre a la misma hora.
  • Evita las siestas o no las hagas de más de media hora.
  • Escucha música relajante a un volumen bajo o lee algún libro o texto agradable y sencillo que no requiera mucha atención.
  • Viste prendas cómodas para dormir, que no te molesten o te aprieten.
  • Toma una infusión relajante antes de acostarte, por ejemplo: tila o valeriana.
  • Utiliza la cama solamente para dormir, evita ver la televisión o trabajar desde la cama.
  • Date un baño antes de acostarte.
  • Evita actividades “de pantalla” como ver la televisión o utilizar el ordenador antes de ir a dormir ya que estimulan demasiado el cerebro.
  • Si utilizas algún fármaco para dormir, no te extiendas en su uso durante mucho tiempo, úsalo de forma puntual.

Fuente: Psicólogo_Kim

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s