¿Sabes cómo se comporta nuestro cerebro durante el sueño?

¿Te has despertado alguna mañana sin poder recordar nada de lo que soñaste? ¿Sueles preguntarte por qué hay personas que tienen una gran tendencia a recordar sus sueños? La verdad es que las personas sueñan muchas cosas durante la noche; el problema es que no todos los días las pueden recordar. ¿Cuál es el verdadero motivo de esto? A continuación se detallan los resultados de algunos estudios al respecto.

La actividad cerebral al dormir

En el Centro de Investigación de Neurociencia de Francia, encabezado por Perrine Ruby, los científicos decidieron empezar sus estudios registrando la actividad cerebral de 36 personas, las cuales fueron divididos en dos grandes grupos: altos Recallers (capaces de recordar sus sueños) y bajos Recallers (aquellos que solo recuerdan sus sueños una o dos veces al mes).

Tanto en estado de sueño como de vigilia, a estas personas se les hizo escuchar melodías ambientales junto con el sonido esporádico de su propio nombre. Aunque resulte bastante curioso, existe un común denominador entre las personas que tienden a recordar sus sueños: se encuentran, por lo general, más alertas al momento de escuchar sus propios nombres. Este detalle despertó el interés de diferentes científicos.

En el transcurso del tiempo que pasaron dormidos, los dos grupos presentaron cambios similares en su actividad cerebral cuando se les hizo escuchar sus nombres. Pero, mientras se encontraban despiertos, los altos Recallers registraron una depreciación prolongada de una de sus ondas cerebrales (conocida como “onda alfa”) al momento de oír sus nombres. Según Perrine Ruby, este cambio durante la vigilia podría ser el factor diferenciador en las formas de soñar.

Se puede afirmar que, a comparación de los bajos Recallers, los altos Recallers tiene la capacidad de activar más regiones del cerebro con el fin de mejorar el procesamiento de sonidos cuando están despiertos. Ahora bien, durante el sueño, la onda alfa presenta un comportamiento inverso, por lo que tiende a aumentar cuando se escucha un sonido inesperado. La mejor explicación para este efecto se basa en que, a través de este mecanismo, el cerebro intenta resguardarse de ser interrumpido mientras se está en período de sueño.

Resultados y conclusiones generales

En conclusión, una persona cuya onda alfa suele aumentar de manera prolongada durante el sueño, es decir un alto Recaller, posee una mayor tendencia a recordar los sueños, ya que su cerebro se encuentra mejor protegido ante interrupciones y sonidos ajenos.

Además (y al contrario de lo que se podría llegar a esperar), suelen despertarse con mayor facilidad, en comparación con los bajos Recallers, por lo que presentan una mayor tendencia a recordar un sueño si se despiertan luego de tener alguno.

Los aspectos que debemos considerar

Luego de conocer estas investigaciones, ya sabes: la próxima vez que te preguntes por qué no eres capaz de recordar tus sueños, quizá debas atribuirlo a tus rasgos personales. Además, vivir bajo situaciones de estrés trae como consecuencia problemas de atención, por lo que también deberías cuestionarte si últimamente hay algo rondando en tu cabeza que está acaparándose gran parte de tu atención.

Fuente: La mente es maravillosa

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s