Tratamiento psicológico del dolor crónico (PDF)

Baja el recurso desde aquí.

Los psicólogos somos profesionales de la salud que nos centramos en el estudio de los pensamientos, sentimientos, conductas y emociones. ¿Cómo puede entonces la psicología servir de ayuda a una persona que sufre de dolor crónico? Después de todo, el dolor es un problema físico, ¿no es así? Sólo hasta cierto punto.

La sensación de dolor es física, pero cómo respondemos a esta sensación tiene mucho que ver con lo que pensamos acerca del dolor, cómo nos sentimos al respecto y lo que hacemos para gestionarlo. Por ejemplo, la mayoría de las personas con dolor crónico reconocen que tienen días buenos y días malos. ¿Cuál es la diferencia? Puede por supuesto estar relacionado con la cantidad de actividad que han estado haciendo, pero también puede ser debido a lo que estaban pensando y sintiendo cada uno de esos días.

Tal vez uno de estos días te quedaste solo en casa, después de haber dicho a tus amigos que no podías salir con ellos a tomar un café, sintiéndote aislado y miserable, pensando en el futuro y en cómo podrías hacerle frente a esta situación, y tal vez sintiéndote frustrado por ese dolor que te impide hacer algunas de las cosas que antes solías disfrutar.

En un segundo caso, es posible que te encuentres también solo en casa, pero absorto en una actividad que te guste, tal vez leyendo un libro o jugando con tus hijos o tus nietos. Estos ejemplos muestran cómo los pensamientos y sentimientos pueden aumentar el dolor cuando centramos la atención en él, así como reducirlo o mitigarlo cuando la atención se aleja de su influencia.

Otro factor importante es el efecto que en el largo plazo puede tener el dolor en los sentimientos y en la calidad de vida de las personas. Es muy común que las personas con dolor lleguen a sufrir de depresión o ansiedad a lo largo del tiempo, perdiendo así la oportunidad de disfrutar de su vida. Los psicólogos pueden ayudar a estas personas a aprender a controlar el dolor y mejorar así su calidad de vida, sin cambiar necesariamente el dolor en sí mismo.

Citando al autor del documento que hoy presentamos: “El tratamiento psicológico del dolor crónico debe ser capaz de responder a dos aspectos fundamentales: actuar sobre el dolor de modo que los sistemas de regulación natural operen adecuadamente y, en segundo lugar, atendiendo a la persistencia del dolor, impedir que éste se haga dueño de la vida del paciente, impidiéndole ser persona.”

El presente documento aborda las diferentes opciones que desde la psicología se plantean actualmente para el tratamiento del dolor crónico, aportando además una extensa bibliografía y ofreciendo como anexo una guía de gran interés sobre el proceso de acercamiento terapéutico al dolor crónico desde el punto de vista psicológico.

Fuente: Autor: Miguel A. Vallejo Pareja – Facultad de Psicología. UNED. Dpto. Psicología de la Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológicos.

Publicado en Psicoblog.org

Anuncios

1 comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s