¿Cómo funciona el contacto visual?

contacto visual

Hay un dicho español que dice que “la mirada es el espejo del alma”. Y es que a través de la misma, podemos enseñar a los demás cómo nos sentimos, tanto física como emocionalmente. Es más, a través de la mirada, también podemos crear un vínculo más estrecho con la persona que estamos hablando, consiguiendo que esta se sienta más a gusto, o por el lado contrario, se sienta amenazada.

En definitiva, nuestros ojos son una parte de la comunicación no verbal que también se realiza con la sonrisa o manos u hombros. Tras conocer esto. ¿Te gustaría conocer cómo funciona el contacto visual en las relaciones de las personas? Pues sigue leyendo a continuación.

Depende de la situación

La mirada funciona de distinta manera según la situación en la que se encuentre la persona. Por ejemplo, esta suele ser más intensa y larga en una conversación entre sólo dos personas, pero en un grupo, los integrantes que intercambian miradas, no suelen hacerlo durante más de 3 ó 5 segundos.

Asimismo, dentro de una conversación, se puede contabilizar cuánto tiempo se mira a una persona y cuando no se está haciendo. Esto suele ser un 30% de contacto visual, y un 60% de no hacerlo mientras se está escuchando. Si miras menos que eso, puede denotar que no te interesa la conversación, pero si lo haces de más es que obviamente ¡te interesa mucho esa!. Y sabes eso qué significa ¿no?. La respuesta en el siguente punto.

Los enamorados tienen una mirada más larga

Es difícil acertar si una persona te odia o te ama cuando hace sobre ti un contacto visual realmente largo. Como todo en esta vida depende de la situación y la relación de las personas.

Sin embargo, está claro que aquellos enamorados que están pasando una velada romántica, pues tendrán a hacerse miradas más intensas y largas. De hecho, está demostrado que aquellas personas que les gustas, suelen mirarte mucho más a los ojos a aquellos que verdaderamente no lo están

Las miradas intensas pueden molestar según en qué cultura

El contacto visual no funciona y denota lo mismo en todos los rincones del mundo.  Por ejemplo, los japoneses interpretan que no mirar a los ojos, es una señal de respeto hacia los demás. Sin embargo, para la mayoría de occidentales, el no hacerlo puede significar desconfianza o desprecio. Pero no solo nosotros vemos el contacto visual como algo normal, sino que también, en muchos países árabes suelen hacer miradas mucho más intensas entre ellos.

Los mentirosos hacen más contacto visual

Siempre se ha creído que cuando alguien miente, suele evitar el contacto visual. Pero nada más lejos de la realidad. Y es que, cada vez que un mentiroso miente, se fija mucha en la cara del otro para ver si realmente le está creyendo. Además, así también gana en confianza y credibilidad.

Como habéis comprobado, a través de nuestros ojos, podemos demostrar al mundo entero lo que sentimos en todo momento. ¿Y tú? ¿No sueles mirar a los demás a los ojos? Pues desde aquí te recomendamos que lo practiques ya que seguro que los que te rodean te “verán” de mejor manera. 

Fuente: La mente es maravillosa

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s