Trastorno del Control de los Impulsos

impulsosEste trastorno se caracteriza porque la persona que los padece tiene dificultades para oponerse a la necesidad de llevar a cabo un acto perjudicial para sí mismo o para los demás.

Generalmente la persona experimenta una sensación de tensión y malestar que se alivia cometiendo el acto impulsivo, y que se torna placentera en el momento de llevarlo a cabo. Tras el acto puede haber arrepentimiento o no.

Trastorno Explosivo Intermitente

Los episodios de descontrol aparecen de manera aislada.  Los ejemplos mas representativos de estos trastornos son: destruir  la propiedad, dañar físicamente a otras personas y perpetrar agresiones verbales como insultos o amenazas.

El grado de agresividad que se desencadena es desproporcionado en relación a la situación que lo origina.

Para establecer este diagnóstico es necesario:

  • Que se hayan descartado otros trastornos que cursan con agresividad (Trastorno Límite de la Personalidad, Trastorno Antisocial de la Personalidad, Trastorno Psicótico, Episodio Maníaco, Trastorno Disocial o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad).
  • Los episodios de agresividad no pueden ser debidos a los efectos fisiológicos de una sustancia (drogas o fármacos) o a una enfermedad médica.

Etiología

No existe hasta el momento información contrastada, pero se trata de un trastorno poco frecuente.

Curso y Pronóstico

Puede aparecer desde la infancia hasta los veinte años, iniciándose de forma abrupta sin que haya razones para pensar que se va a producir. Cómo su propio nombre indica tiene un curso intermitente con periodos intercrisis cuya amplitud varía de unas personas a otras.

Cleptomanía

Se caracteriza por presentar una dificultad repetida para controlar los impulsos de robar cualquier objeto aunque carezca de valor o no le sea necesario. El individuo experimenta una sensación de tensión antes de cometer el robo que se alivia una vez lo ha cometido.

Otros criterios para el diagnóstico de cleptomanía son:

  • El acto no se comete para expresar odio, rabia, o cólera.
  • No es consecuencia de un trastorno antisocial o un episodio maniaco.
  • El individuo generalmente se desprende de los objetos robados y en ocasiones los devuelve.
  • Los robos no son planificados ni toman medidas para evitar el arresto y los perpetran sin la colaboración de otras personas.

Prevalencia

Se presenta en menos del 5% de las personas que cometen hurtos en tiendas. En la población general se desconoce la prevalencia

Curso y Pronóstico

Puede comenzar desde la infancia hasta la edad adulta, siendo más frecuente su inicio al final de la edad adulta.

Piromanía

Se caracteriza por:

  • Presentar múltiples episodios de provocación de incendios intencionadamente. Al igual que el resto de los trastornos del control de los impulsos, los individuos que lo padecen experimentan tensión y malestar que se alivia al provocar el acto.
  • Sienten gran atracción por el fuego y por las situaciones asociadas a los incendios (protocolos de actuación, consecuencias, etc.).
  • Suelen ser personas que colaboran de forma activa en tareas de extinción incluso como bomberos voluntarios.

El acto no se provoca como consecuencia de una alteración del juicio ni como consecuencia de un trastorno disocial, episodio maniaco o trastorno antisocial de la personalidad.

Prevalencia

A pesar de no existir datos cualitativos puede decirse que la piromanía es un trastorno poco frecuente.

Curso

No hay datos que aporten información al respecto.

Juego Patológico

Se caracteriza por presentar un comportamiento de juego que se da de manera persistente y que dificulta en gran medida la adaptación a la vida personal, familiar y profesional.

Los individuos que lo padecen suelen esforzarse para controlar la conducta de juego y una vez iniciada experimentan tensión e irritabilidad ante el intento de detenerlo.

Las causas que generalmente incitan al juego son conductas de evasión de los problemas o la necesidad de liberarse de sentimientos de culpa, desesperanza, ansiedad o depresión.

Lo más característico en el patrón de juego es una conducta a largo plazo, con la aceptación de grandes apuestas o riesgos desproporcionados, en un intento de recuperar las pérdidas de una sola vez que suelen aparecer asociadas al juego patológico.

Otras conductas compatibles con el trastorno son: mentir a los miembros de la familia para ocultar sus pérdidas económicas, tener conductas antisociales para resolver la falta de dinero (robo, fraude, falsificación…), perder oportunidades personales, profesionales y familiares y demandar ayuda económica y apoyo emocional, generalmente a la familia.

Prevalencia

Aproximadamente entre el 0,4% y el 3,4% en adultos, aunque se dan diferencias en función del área de estudio. En adolescentes y estudiantes universitarios, la tasa oscila entre el 2,8% y el 8%.

Curso

Comienza antes en hombres que en mujeres, en los primeros suele comenzar en la adolescencia y su curso suele ser insidioso, instaurándose el hábito de forma paulatina, influyendo en el curso las circunstancias particulares de la vida del individuo.

Tricotilomanía

Se trata de una conducta de arrancamiento repetitivo de cabello originando pérdidas perceptibles en la cantidad del mismo. Aunque los sitios más frecuentes son la cabeza, las cejas y las pestañas, puede darse en cualquier lugar del cuerpo en el que crezca.

La conducta puede llevarse a cabo en episodios breves distribuidos a lo largo del día, o de forma mantenida durante horas.

Los episodios de arrancamiento pueden producirse tanto en momentos de relax y distracción como en momentos de estrés. Una vez realizada la conducta se experimenta bienestar y gratificación.

Otras conductas asociadas a la tricotilomanía son: arrancar cabellos a los animales, muñecos y otros objetos fibrosos, morderse las uñas, mordisquear cualquier cosa y hacerse escoriaciones.

La tricotilomanía se asocia a trastornos de ansiedad, trastornos del estado de ánimo, trastornos de la personalidad, trastornos por consumo de sustancias, trastornos de la conducta alimentaria y retraso mental.

Prevalencia

Los últimos estudios revelan una prevalencia del 0,6%.

Curso y Pronóstico

En algunos individuos comienza en la adolescencia y los síntomas pueden aparecer y desaparecer durante semanas, meses o años.

Trastorno del Control de los Impulsos no especificado

Se incluyen aquellos trastornos que no cumplen los criterios para los descritos en otras secciones, y que cursan con síntomas relacionados con el control de los impulsos.

 FUENTES:

  • American Psychiatric Association (APA).Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales – revisado (DSM-IV-TR). Barcelona, Masson, 2000.
  • Organización Mundial de la Salud (OMS). CIE-10. Clasificación de los Trastornos Mentales y del Comportamiento. Décima Revisión de la Clasificación Internacional de las Enfermedades. Descripciones Clínicas y pautas para el diagnóstico. Ginebra, Panamericana, 1992.
  • Belloch, Amparo; Sandín, Bonifacio; Ramos, Francisco. Manual de Psicopatoogía II,(revisado), McGraw Hill, 1995.
  • Hollander, Eric; Simeon, Daphne.Guía de Trastornos de ansiedad. Elsevier. Madrid, 2004
  • Kaplan, Harold I; Sadock, Benjamin J. Psiquiatría clínica. Waverly Hispánica S.A, .2ª edición, Buenos Aires, 1996
  • Parallada Rodón, Eduard; Fernández Egea, Emilio. Esquizofrenia, del caos mental a la esperanza, Morales i Torres Editores, Barcelona, 2004
Anuncios

1 comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s