11 preguntas frecuentes tras la muerte de un ser querido

mujer-llorando-a-mares-arvizo

La muerte de un ser querido nos genera gran pesar y nos hace entrar en un estado de letargo del que nos parece que nunca más saldremos. Este es un estado natural tras una pérdida, es el duelo que se conforma de manera única en cada persona.

Porque cuando alguien se va, algo dentro de nosotros se resquebraja. Es un sentimiento de difícil explicación que conlleva multitud de pensamientos y preguntas a las que muchas veces no podemos dar respuesta.

Para atender a estos sentimientos y ayudarnos debemos permitirnos explorar y sacar a la luz aquellas preguntas que nos atormentan y que dirigen nuestra mente. Hablar y no vetar es esencial. Las respuestas ante esto son muy variables, pudiendo ir desde el llanto y la ansiedad hasta a la tristeza y el miedo.

Es fundamental que nos demos tiempo para reaccionar y elaborar, así como permitir que las personas que nos quieren nos acompañen. El silencio, la mirada, el tacto y la presencia sin muestras de prisa o incomodidad tienen más valor que las palabras en estos instantes.

Miro hacia el cielo y trato de verte entre tantas estrellas, busco entre las sombras tu imagen perdida.
Dibujo tu rostro en las nubes que veo pasar, viajando sin rumbo fijo y, guiándome por la luna, le pregunto:
¿Dónde estás?
Y enseguida mi pecho se agita dándome la respuesta con una lágrima derramada que me hace comprender de nuevo: No estás aquí, permaneces en mi corazón.

-Autor desconocido-

11 preguntas y 11 respuestas tras la muerte de un ser querido

Aunque cada persona vive la muerte de un ser querido de diferente manera hay algunas preguntas que son comunes durante el duelo. No podemos obviar esta realidad, ya que suman gran desazón e incertidumbre a nuestro estado emocional. Repasemos algunas de las más frecuentes (Martínez González, 2010):

Sigue leyendo

Anuncios

Libro: Emociones Tóxicas por Bernardo Stamateas

La ansiedad, la angustia, la insatisfacción crónica, el apego, la envidia, el miedo, la culpa, el rechazo, los celos, son algunas de las «emociones tóxicas» que Stamateas nos ayudará a identificar y gestionar para alcanzar la paz interior.

«Nuestras emociones están allí para ser sentidas, pero no para dominar nuestra vida, porque, de hacerlo, se volverán tóxicas. 

Sanar nuestras emociones implica prepararnos para liberarnos de las emociones negativas y tóxicas que, en definitiva, no nos ayudan a encontrar una solución.

La propuesta de este libro es otorgarle a cada emoción el verdadero significado que tiene. Las emociones no pueden ser controladas desde fuera sino que deben serlo desde dentro de nuestra vida. Vivir significa conocerse, y ese conocimiento es el que nos permite relacionarnos con el otro y con nosotros mismos.

‘Emociones tóxicas’ te ayudará a descubrir herramientas para salir de la frustración, el enfado, el apego, la culpa, el rechazo, y alcanzarás, así, la paz interior que anhelas.»

Bernardo Stamateas

¿Te sientes culpable? Cómo sacar partido a tus remordimientos

culpaEn algunos casos, la culpabilidad se convierte en el alto precio que pagas por haber sentido placer o haber disfrutado. ¡Quizás te conviene revisar tu escala de valores!

Quien no la siente en absoluto puede ser un psicópata; quien la padece demasiado puede ver afectada toda su vida emocional. La culpa es una experiencia dolorosa que deriva de la sensación, más o menos consciente, de haber transgredido las normas personales, culturales, éticas o sociales. Pero en cierto grado la culpa resulta útil, porque permite corregir los errores cometidos. En cambio, en exceso es uno de los principales enemigos de nuestra armonía interior: nos lleva a enfrentarnos con nosotros mismos y puede bloquearnos.

Wayne W. Dyer, autor de Tus zonas erróneas, opinaba que la culpabilidad no es solo una de las formas más comunes de angustia en nuestra cultura, sino también una de las emociones más inútiles, porque nos hace despilfarrar el presente al paralizarnos en un comportamiento pasado. La culpa no resuelta se halla en la raíz de numerosos conflictos psicológicos, y puede llegar a amargarnos la existencia.

¿Tienes una forma de pensar equivocada?

Administramos mal los sentimientos de culpa cuando mantenemos un sistema de pensamiento polarizado (pensamos que las cosas son blancas o negras, buenas o malas) y no admitimos el término medio; cuando pensamos en negativo (tan solo tenemos en cuenta los detalles negativos y además los magnificamos, sin atender a los aspectos positivos); cuando somos demasiado rígidos (nos basamos en un sistema de normas estricto donde el deber prevalece en todas nuestras acciones); cuando eludimos responsabilidades (pasamos a responsabilizarnos de las vidas de los demás o a las circunstancias), y cuando somos demasiado perfeccionistas.
Sigue leyendo

Somatización y Retroflexión: cuando el cuerpo cuenta lo que las palabras no dicen

DesensibilizacionEl siguiente caso es una continuación del artículo anterior: Desensibilización, el dolor por la vida no vivida.

Las quejas físicas habían llegado a monopolizar todo el discurso de Ana durante la terapia. Se quejaba de dolores de cabeza frecuentes e intensos que aparecían de forma súbita, fatiga generalizada y dolor cervical con vértigos ocasionales. Toda su angustia estaba centrada en su malestar físico, al que consideraba una causa importante de su malestar emocional. A menudo, sus pensamientos y preocupaciones giraban en torno a su estado de salud y por eso había consultado con tanta frecuencia a su médico de cabecera.

En una de las visitas con su terapeuta éste le pidió que le cerrara los ojos y se centrara en las sensaciones de su cuerpo. Él la fue guiando por las distintas partes del cuerpo hasta que llegaron a las sensaciones en su cara. En ese momento Ana notó que tenía la cara tensa y la mandíbula cerrada. Su terapeuta le pidió que exagerara el gesto y lo mantuviera durante un rato. Ana cerró los dientes con fuerza y al cabo de un rato empezó a notar como la tensión en sus sienes se volvía dolorosa, un dolor muy parecido al de sus migrañas. Después de tomarse un momento para relajar la mandíbula, él le pidió que repitiera el gesto pero que esta vez tratara de mostrar los dientes y darle movimiento. El terapeuta le preguntó “¿Qué te está pidiendo tu boca que hagas?” y Ana respondió sin pensar demasiado “Morder…” Seguidamente él le preguntó “¿A qué o a quién quieres morder tú?” Sigue leyendo

Cómo hacer frente a los ataques de pánico

panicoEnfrentarse al pánico no es para nada fácil, cualquier persona que lo sufra podría afirmarlo. Sin embargo, por otra parte, no es una tarea imposible; lo que se requiere es: mucha paciencia, un gran compromiso con el cambio futuro, tiempo y la ayuda de un profesional. Los tres primeros factores harán que, en lugar de buscar métodos para evitar constantemente el pánico, puedas mirarlo de frente.

Algunas claves para afrontar una crisis de angustia

Existen extensos desarrollos sobre este tema. Un resumen práctico al respecto podría ser el siguiente:

1. Cuanto más nervioso(a) te percibas, más nerviosismo generarás hacia el estrés.

2. Lo que se experimenta es simplemente desagradable, no tiene daño o peligro inminente alguno.Lo importante es que te convenzas de que nada peligroso puede suceder, de lo contrario, se estaría alimentando ese círculo vicioso de pensamientos negativos. Sigue leyendo

¿Los niños deben ser felices a toda costa?

niño enfadadoPor supuesto que el objetivo prioritario de los padres es que sus hijos sean felices. Pero no es tan fácil discernir la fina línea que delimita los cuidados de los niños, de la tiranía. Es evidente que darles todo lo que piden para que no se frustren o para que sean como los demás, puede tener negativas consecuencias. A veces llegamos a casa y el niño ha roto sus juguetes, o le tira algo a la cabeza, que solemos tratar de resolverlo o bien por medio de la ira, o bien por medio de un lacónico: ¡”no se rompen ni se tiran las cosas”! Y nos preguntamos por qué no sabemos hacer algo tan sencillo como educar a nuestros hijos, algo que se lleva haciendo miles de años con total naturalidad. Y nos angustiamos cuando no alcanzan alguno de los objetivos que nos hemos propuesto para ellos. Y con nuestra angustia, alimentamos su angustia.

 Y una de las consecuencias para ellos es que se les va generando escasa resistencia a la frustración. Entonces, los padres tienen problemas para gestionar las rabietas y se producen muchos comportamientos desafiantes. Y para nada es bueno satisfacer todos los deseos de los niños de forma inmediata. Cierta dosis de insatisfacción ayuda a evolucionar. Y deben aprender a postergar sus deseos. Los padres están cada vez más abrumados y también se frustran. ¿Qué se hace mal? sobreprotegerles, no enseñarles a superar los obstáculos, hacerles las cosas que ya saben hacer por ellos mismos, anticiparnos a sus deseos… estos “detalles” pueden generar adolescentes infelices y adultos inmaduros.  Como consecuencia de que no es fácil aprender a resolver los problemas cuando en la etapa anterior de tu vida te han dado todo hecho. Los niños y los adolescentes saben que si hacen algo mal van a ser reprendidos,… pero cuidado,… cuando hacen algo bien, hay que decirlo igualmente. Lo peor es no decirles nada. O desequilibrar en exceso la balanza de las alabanzas y las reprimendas. Sigue leyendo

¿Qué son y como actúan los mecanismos de defensa?

defensaLos mecanismos de defensa son inconscientes (procesos automáticos o puestos en marcha sin conciencia) y tienen el cometido de enfrentarnos con una realidad que percibimos como amenazante. La buena noticia es que nos pueden proteger de las agresiones externas, pero la mala nueva es que, pueden afectar a la visión que tenemos de la realidad. Por ello, es preciso tener mucho cuidado y analizar por qué aparecen.

Para cada acción, existe una reacción. Esto es completamente cierto. En el caso de los mecanismos de defensa, se sabe que la persona trata de protegerse de una agresión o una amenaza a su vida, a sus creencias o a sus sentimientos. Es un proceso que aparece por la percepción de lo que ocurre y que al mismo tiempo puede modificar esta percepción, distorsionándola o enmascarándola. Pueden “dispararse” sin que nos demos cuenta o lo decidamos, obviamente no avisan. Si bien es cierto que se pueden analizar y reconocer, es probable que eso ocurra cuando ya sea demasiado tarde porque actuan de manera muy sutil, como los ladrones más hábiles o los manipuladores emocionales más expertos. Existen diferentes tipos y suelen relacionarse o complementarse entre sí. Sigue leyendo

El miedo al rechazo

miedo al rechazoLa necesidad de integración es algo que experimentamos desde que somos pequeños. Ya en el patio de la escuela se forman grupos y nadie quiere quedarse sin pertenecer a uno aunque esto suponga ciertos sacrificios, como tener que cambiar las actividades que nos gustan por otras que son compartidas o bien aceptadas en el grupo. Lo cierto es que la madurez nos hace ver este tipo de situaciones con otra perspectiva, aprendemos que a veces no está mal ser diferente o defender una postura que no apoya nadie o muy pocos; sin embargo, no nos volvemos inmunes al placer que supone estar integrados en un grupo de personas.

El miedo al rechazo que produce angustia y llega a afectar seriamente a la estabilidad de la persona no es más que una radicalización de un temor que en el fondo compartimos todos. Lo cierto es que este miedo se retroalimenta, ya que puede ser precisamente la causa de que nos encontremos con el temido rechazo. ¿Por qué? Porque por miedo al rechazo, igual que cuando éramos pequeños, intentamos convertirnos en quién creemos que los demás quieren o aceptarían. Así, sin darnos cuenta, podemos provocar una sensación de artificialidad en los demás que efectivamente provoque el temido rechazo. Sigue leyendo

¿Cuánto puede dañar el rencor a quien lo siente?

resentimientoCuando el rencor se instala en el alma se convierte en una lente empañada que no nos deja ver la realidad tal cual se muestra, es un filtro que nos niega la posibilidad de disfrutar de la vida en todo su apogeo o aceptar que hay cosas que se pueden escapar a nuestro entendimiento porque hay algo que nos hiere y angustia.

El rencor limita y limita tanto que uno puede perder la relación con aquellas personas que quiere y le han agraviado. El rencor puede convertirse en un enganche emocional que no permite que la persona avance hacia sus sueños o la puerta de salida, esa puerta que te lleva a descubrir que hay un mundo por ver frente a ti. Sigue leyendo

Libro: “Reinventarse. Tu segunda oportunidad” de Mario Alonso Puig

Reinventarse

Este libro expone los aspectos menos conocidos y más importantes del funcionamiento de la mente humana. Invita al lector a caminar en este proceso de auto descubrimiento en el que de forma progresiva irá comprendiendo que lo que hay dentro de él es un espacio sorprendente y mágico. Podrá adentrarse un poquito más en su verdadera realidad, se dará cuenta de que gran parte de la angustia y el sufrimiento que experimentamos en la vida es optativo y que nuestra naturaleza fundamental es fuente de Energía, de Sabiduría, de Serenidad, de Alegría, de, de Creatividad y de Amor.

Descarga el libro en PDF, desde aquí.

7 razones para llorar

llorarMuchos de nosotros hemos pasado por momentos dolorosos, lo lógico sería demostrar la tristeza, la angustia o el malestar que sentimos, ya sea platicando, llorando, o cualquier actividad que nos ayude a expresar tan desastroso afecto para lograr desahogarnos. 

Pero en ocasiones sucede lo contrario, se reprime el sentimiento aparentando que no existe dolor alguno, simplemente nos sumergimos en actividades para “no pensar”. Tengamos en cuenta que para algunas personas es vergonzoso llorar, pero ¿cuáles son las consecuencias de no llorar cuando nos sentimos tristes, enojados o agobiados? Es también preciso reflexionar ¿cuáles son losbeneficios del llanto? Sigue leyendo

Los laberintos del estrés postraumático

estresEs el estrés postraumático es un componente de angustia que se instala en la conciencia de las personas, después de haber pasado por una situación catastrófica o, en todo caso, peligrosa para su integridad. Se produce tanto cuando la persona vive el episodio directamente, como cuando lo presencia. Incluso, se da en quien tiene conocimiento de ese hecho sin haber participado de la situación.

Este tipo de angustia es una condición invasiva y difícil de sobrellevar. Da origen a multitud de síntomas y no se da de la misma manera en una persona o en otra, aunque hay patrones que permiten establecer la existencia de un estrés postraumático.
Sigue leyendo

Estrategias para manejar la ira

iraLa ira, expresada apropiadamente, es una emoción saludable. Sin embargo, mucha gente maneja la ira suprimiéndola demasiado o expresándola de una manera hostil.

 Si una persona crece en una familia donde no era “bueno” sentir ira o era empleada para controlar otros miembros de ésta, cualquier señal de antagonismo posiblemente le angustie.

 Se genera un patrón en el que se hace difícil expresar la ira de manera constructiva. Este peligroso comportamiento puede conducir a problemas de salud como dolores de cabeza,  hipertensión, problemas gastro-intestinales, ansiedad o depresión.

Sigue leyendo

5 cosas que haces y que la gente odia

cosa-que-la-gente-odia-de-tiCuando tratas de agradar a alguien, haces todo lo posible para dar una buena impresión, pero también puedes tener hábitos que a la larga resultan desagradables, por ello te decimos 5 cosas que probablemente haces y que la gente odia.

1. Quejarte de todo

Es común que esto suceda porque te sientas inconforme o por circunstancias comprensibles, el problema está cuando se vuelve costumbre y parte de tu día a día. De ser así, todo tendrá un lado negativo que reflejará tu pesimismo.
 
Estudios afirma que la manera en percibimos nuestro entorno puede afectar la salud, incluso, un estudio a cargo de Becca Levy, profesora de la Universidad de Yale, Estados Unidos, confirma que los más optimistas viven en promedio siete años más que los pesimistas.
 
Lo anterior se puede comprender por el hecho de que los pesimistas son más propensos a desarrollar ciertas enfermedades como la depresión. Sigue leyendo

9 consejos para nunca volver a arrepentirte de un día en tu vida

no-arrepentirteTienes que hacer que cada día cuente, porque la distancia que tenemos que recorrer cada uno es un misterio. Un día, inevitablemente te encontrarás cerca del fin y pensando en el principio. Hoy es el comienzo. Hoy es la vida. Ahora tienes una oportunidad invaluable. Olvida el pasado, olvida tu edad. Hoy es el primer día del resto de tu vida. Al final, no habrá excusas, ni explicaciones ni remordimientos. Sigue leyendo