Publicado en Información

El arte de ser cobarde

cobardia

¿Conoces a alguien al que pudieras definir como cobarde? ¿Cuáles son los motivos que te empujarían a definirlo así? ¿Se puede justificar su manera de actuar? En el trabajo, en la familia en el grupo de amigos… todos tenemos cerca a alguien a quien le podemos poner la etiqueta de cobarde. Sigue leyendo “El arte de ser cobarde”

Publicado en Información

5 señales de que él te dejó tan sólo porque es un cobarde

cobarde

5 señales de que le entregaste tu corazón a un cobarde (lo bueno es que en realidad no perdiste nada).

Cuando era niña y mi mamá me mandaba a mí y a mi primo a las fiestas de cumpleaños, mi primo, que tenía como unos 6 años, siempre acaparaba lo que más podía de la comida que había en la mesa y la rodeaba con sus brazos para que nadie se la sacara. Así se pasaba el rato mientras miraba a los demás niños jugando.

Sigue leyendo “5 señales de que él te dejó tan sólo porque es un cobarde”

Publicado en Información

No hay peor despedida que la que nunca tuvo explicación

24a

Hay muchos tipos de finales: unos que nunca llegan, otros que se repiten: finales con nuevos comienzos; comienzos con finales escritos, hay finales felices y otras veces difíciles, y los hay también de los que llegan sin avisar, sin una explicación, sin que te dé tiempo a decir adiós. Este último quizás sea el más desleal, egoísta y doloroso; en el que el silencio es la última palabra y tu imaginación la única conocedora de una explicación.

Las mejores cosas suelen llegar a nuestra vida por “casualidad” (o mejor dicho por “causalidad”), sin buscarlas. Las bienvenidas siempre son casuales y rara vez buscamos una explicación, nos conformamos con creer que ha sido cosa del destino o pura coincidencia. Pero cuando alguien se va, cuando llega la despedida, necesitamos verla, escucharla y sentirla para creerla, pero, sobre todo, necesitamos entenderla. Y es el ¿por qué? la pregunta cuya respuesta buscamos sin cesar, convirtiéndola en la única salida, en el único camino posible para seguir avanzando sin mirar atrás.

Hay personas que son capaces de matarte con sus silencios, te entierran sin epitafio, te dejan si un adiós, ni siquiera un “lo siento, ya no te amo” o “no fuiste lo que esperaba”, o simplemente un “esto ya no puede continuar”. Pero, si hubo algo bonito ¿por qué estropearlo con un final tan absurdo? Por qué terminar todo así, a lo cobarde, con lo fácil que es decir “he sido feliz”, pero se acabó.
Sigue leyendo “No hay peor despedida que la que nunca tuvo explicación”

Publicado en Información

«Si quiere un hijo miedoso, protéjale y resuelva sus problemas»

José Antonio Marina dedica su último libro, «Los miedos y el aprendizaje de la valentía», a padres y profesores

«Si quiere un hijo miedoso, protéjale y  resuelva sus problemas»

Que el filósofo José Antonio Marina reconozca que «todos tenemos miedos» puede resultar tranquilizador. Aunque haya un matiz que las personas, según este investigador, deberíamos tener claro. «Hay miedos que nos protegen y miedos que nos destruyen. Estos últimos son nuestros enemigos y como tal hay que declararles la guerra». Esta batalla de Marina está especialmente dirigida a los niños, porque sus miedos, asegura, «pueden llegar a entorpecer su desarrollo». Sobre cómo enseñarles a afrontarlos y vencerlos versa su último libro, «Los miedos y el aprendizaje de la valentía», toda una pedagogía del coraje.

—Dice usted que hay miedos que nos protegen, y miedos que nos destruyen. ¿Por qué a veces consigue dominarnos el miedo?

—Porque es muy astuto, es muy sutil, nos engaña con mucha facilidad. Engaña porque nos presenta como solución justo aquello que hay que evitar, que es la huida. Y con muy buenas razones. Por ejemplo: una persona a la que le da miedo ir a una fiesta, en vez de decir “me da miedo la fiesta”, lo que piensa es “si va a ser muy aburrida, para qué voy a ir, además no tengo que ponerme, y encima qué bien, porque dan una pelicula en la tele”. Acaba no yendo, y su decisión le tranquiliza momentáneamente. Pero la soledad es un antídoto falso contra el miedo social. Falso porque en realidad lo está alimentando. Al miedo hay que tenerle verdadero odio. Hay que declararle la guerra.

Sigue leyendo “«Si quiere un hijo miedoso, protéjale y resuelva sus problemas»”