No hay peor despedida que la que nunca tuvo explicación

24a

Hay muchos tipos de finales: unos que nunca llegan, otros que se repiten: finales con nuevos comienzos; comienzos con finales escritos, hay finales felices y otras veces difíciles, y los hay también de los que llegan sin avisar, sin una explicación, sin que te dé tiempo a decir adiós. Este último quizás sea el más desleal, egoísta y doloroso; en el que el silencio es la última palabra y tu imaginación la única conocedora de una explicación.

Las mejores cosas suelen llegar a nuestra vida por “casualidad” (o mejor dicho por “causalidad”), sin buscarlas. Las bienvenidas siempre son casuales y rara vez buscamos una explicación, nos conformamos con creer que ha sido cosa del destino o pura coincidencia. Pero cuando alguien se va, cuando llega la despedida, necesitamos verla, escucharla y sentirla para creerla, pero, sobre todo, necesitamos entenderla. Y es el ¿por qué? la pregunta cuya respuesta buscamos sin cesar, convirtiéndola en la única salida, en el único camino posible para seguir avanzando sin mirar atrás.

Hay personas que son capaces de matarte con sus silencios, te entierran sin epitafio, te dejan si un adiós, ni siquiera un “lo siento, ya no te amo” o “no fuiste lo que esperaba”, o simplemente un “esto ya no puede continuar”. Pero, si hubo algo bonito ¿por qué estropearlo con un final tan absurdo? Por qué terminar todo así, a lo cobarde, con lo fácil que es decir “he sido feliz”, pero se acabó.

  Sigue leyendo

Anuncios

¿Juzgas y criticas demasiado?

juzgarEl juicio es como el colesterol: hay uno “bueno” y uno “malo”. El primero es el “discernimiento”,  y el segundo, “el enemigo del amor”. Cuando condenas a los demás, ese sentimiento desapacible se expande en todas las direcciones y acaba por salpicarte a ti mismo. Y lo que es peor aún: las faltas que juzgamos con más dureza en los demás suelen ser nuestras propias negatividades proyectadas hacia fuera.

Juicio tóxico

No cabe duda de que la mayoría de nosotros emitimos juicios con una facilidad pasmosa. Incluso a menudo obtenemos cierta satisfacción lanzando contra alguien los dardos de nuestra censura. Ese es el problema: la liberación de un juicio interior nos hace sentir superiores. Nos sentimos genial cuando detectamos los fallos de nuestros padres, amigos, profesores y jefes, y los criticamos con sarcasmo y agudeza.

Juzgar alimenta las pasiones –el sentido de injusticia, la ira contra el “culpable”, la simpatía por la víctima, el arrepentimiento–. Nos saca del apoltronamiento y nos pone en acción. Para la mayoría de nosotros, culpar y condenar son algo parecido a la cafeína emocional: una forma de sacudirnos la pasividad. Nos resulta fácil juzgar, pues tenemos una gran capacidad para analizar aquellas situaciones en las que no nos encontramos implicados, es decir, que no nos afectan directamente; pero ¿cómo podemos emitir juicios sin realizar las dañinas condenas? Sigue leyendo

¿Conoces tu auténtico yo?

autentico yoCada uno de estos 17 egos muestra sin tapujos una faceta negativa de nuestro comportamiento. ¡Son más habituales de lo que crees! Identificarlos es el primer paso para empezar a superarlos.

El ensayo de José Pedro Manglano, finalista del Premio Espiritualidad Martínez Roca, te acompaña en el viaje del autoconocimiento utilizando un elaborado pero irónico análisis de nuestros yo más dominantes. 22 maneras de caerse bien. Actitudes para conquistar la felicidad (Planeta) te ayuda a descubrir las razones de tu comportamiento y, lo más importante, te enseña a enmendar los errores.

Como dice el autor, ser feliz empieza por encontrarse cómodo con el propio yo. Aceptarse y amarse es la principal tarea de lo que llamamos vivir. La cuestión radica en conocerse a uno mismo para corregir aquello que nos impide ser persona y nos encamina a resignarnos a estar en el mundo. Aquí te mostramos algunos de esos 22 egos que nos arrastran hacia esa resignación. Combátelos para acercarte a las cuatro actitudes que te harán ser mejor persona: rebelde, respetuosa, agradecida y abierta.
Sigue leyendo

Síndrome del emperador o del niño tirano: cómo detectarlo

síndrome-del-emperador-241x300El síndrome del emperador, del niño tirano o del niño rey son los distintos nombres con que se conoce a un fenómeno cada vez más común: el de los niños que acaban por dominar a sus padres, e incluso, en los casos más extremos, por maltratarles.

¿Pero cómo son esos niños? ¿Cuáles son sus características? ¿Es posible la prevención?

Características de los niños con el síndrome del emperador

Nos referirmos con este nombre a niños que presentan determinadas características como:

  • Sentido exagerado de lo que les corresponde y esperan que los que están a su alrededor se lo proporcionen.
  • Baja tolerancia a la incomodidad, especialmente si es causada por la frustración, el desengaño, el aburrimiento,o la negación de lo que han pedido; entonces, la expresan con rabietas, ataques de ira, insultos y/o violencia.
  • Presentan escasos recursos para la solución de problemas o afrontar experiencias negativas.
  • Están muy centrados en sí mismos y creen que son el centro del mundo.
  • Buscan las justificaciones de sus conductas en el exterior y culpan a los demás de lo que hacen, por tanto, esperan que sean los otros quienes les solucionen sus problemas.
  • No pueden, o no quieren, ver la manera en que sus conductas afectan a los demás por lo que se dice que, muchos de ellos, carecen de empatía.
  • Piden hasta el extremo de la exigencia. Una vez conseguido, muestran su insatisfacción y vuelven a querer más cosas.
  • Les cuesta sentir culpa o remordimiento por sus conductas.
  • Discuten las normas y/o los castigos con sus padres a quienes consideran injustos, malos, etc. Pero comportarse así, les compensa ya que ante el sentimiento de culpa inducido, los padres ceden y otorgan más privilegios.
  • Exigen atención, no sólo de sus padres, sino de todo su entorno. Y cuanta más se les da, más reclaman.
  • Les cuesta adaptarse a las demandas de las situaciones extra familiares, especialmente en la escuela, porque no responden bien a las estructuras sociales establecidas ni a las figuras de autoridad.
  • Se siente tristes, enfadados, y/o ansiosos, y suelen tener una autoestima baja.

Sigue leyendo

Libro: “El poder del ahora” de Eckhart Tolle

el poder del ahora

Descargue “El poder del ahora” en versión PDF

Con más de tres millones de ejemplares vendidos, EL PODER DEL AHORA, un fenómeno que se ha ido extendiendo de boca a boca desde que se publicó por primera vez, es uno de esos libros extraordinarios capaces de crear una experiencia tal en los lectores que pueden cambiar radicalmente sus vidas para mejor. Para adentrarse en EL PODER DEL AHORA tendremos que dejar atrás nuestra mente analítica y su falso yo, el ego. Desde la primera página de este extraordinario libro nos elevamos a una mayor altura y respiramos un aire más ligero. Conectamos con la esencia indestructible de nuestro Ser: “la vida una omnipresente, eterna, que está más allá de la miríada de formas de vida sujetas al nacimiento y a la muerte”. Sigue leyendo

El valor de la humildad

humildadLa gran mayoría estamos convencidos de que nuestra forma de ver la vida es la forma de ver la vida. Y que quienes ven las cosas diferentes que nosotros están equivocados. De hecho, tenemos tendencia a rodearnos de personas que piensan exactamente como nosotros, considerando que estas son las únicas “cuerdas y sensatas”. Pero ¿sabemos de dónde viene nuestra visión de la vida? ¿Realmente podemos decir que es nuestra? ¿Acaso la hemos elegido libre y voluntariamente?

Desde el día en que nacimos, nuestra mente ha sido condicionada para pensar y comportarnos de acuerdo con las opiniones, valores y aspiraciones de nuestro entorno social y familiar. ¿Acaso hemos escogido el idioma con el que hablamos? ¿Y qué decir de nuestro equipo de fútbol? En función del país y del barrio en el que hayamos sido educados, ahora mismo nos identificamos con una cultura, una religión, una política, una profesión y una moda determinadas, igual que el resto de nuestros vecinos. ¿Cómo veríamos la vida si hubiéramos nacido en una aldea de un pueblo de Madagascar? Diferente, ¿no? Y entonces, ¿por qué nos aferramos a una identidad prestada, de segunda mano, tan aleatoria como el lugar en el que nacimos? ¿Por qué no cuestionamos nuestra forma de pensar? ¿Y qué consecuencias tiene este hecho sobre nuestra existencia? Sigue leyendo

22 Claves para la felicidad – Walter Riso y Santiago Rojas

22 claves felicidadLos consejos de Santiago Rojas:

1. Retire lo que le impide ser feliz.

En la práctica del día a día lo que más agobia son las culpas y las rabias. Es muy importante aprender a pedir perdón, ser más amable consigo misma y más tolerante con sus propios errores. Y entender que lo único que se logra cuando uno se pone de mal genio es agotarse y autodestruirse.

2. Capacidad de agradecimiento.

Cuando se es capaz de agradecer permanentemente, de corazón, se vive en momento de gozo y al mismo tiempo se siente plenitud. Esta debe ser una estrategia de vida.

3. Aprender a vivir el presente.

Uno no es feliz porque siempre vive de lo que le pasó o de lo que le va a pasar. Es clave vivir el presente, solo importa el aquí y el ahora.

4. No busque la felicidad

En esta búsqueda siempre se encontrará con las frustraciones. Los occidentales generalmente esperamos algo como resultado, pero si uno hace las cosas solo por el gusto de hacerlas, sin esperar nada a cambio, se sentirá mucho mejor. La felicidad no es el fin, sino el medio, es el camino. Sigue leyendo

Video: Ser vs. Tener — Reflexiones para vivir mejor Cap. 9

A veces, para ser feliz, no es indispensable, TENER.
Lo más importante en la vida es SER, pero SER, no es una tarea fácil. En este capítulo de Reflexiones para vivir mejor, Walter Riso, hablará de la enorme disyuntiva que existe entre el ser o tener.

Video: Cómo mejorar mi autoestima – 7 pasos para velozmente Mejorar Mi Autoestima

El eneagrama, nueve tipos de personalidad, ¿tú quién crees ser?

Autoevaluarnos, descubrir nuestra personalidad, superarse, o desprenderse de una etiqueta impuesta desde el nacimiento, se puede analizar y modificar, mediante una herramienta en psicología denominada: eneagrama.

La técnica del eneagrama descubre cómo es nuestro tipo de personalidad o ego. Cuanto mayor es nuestro ego, menor capacidad tendremos para asumir y aceptar lo que no está en nuestras manos, y con ello, aumentaremos el nivel de sufrimiento individual. Sigue leyendo

¡A tener más autoestima!

Eres especial

No eres el centro del universo, es verdad, pero eres especial, eres único, irrepetible. Cada vez que te mimas, el universo se alegra; y cada vez que te agredes o maltratas, la existencia pierde su rumbo porque eres parte de una totalidad que te incluye. Llámalo, Dios, Cosmos, Naturaleza o como sea, no estás solo. Quererte a ti mismo es el principal requisito para la supervivencia emocional y psicológica. Yo sé que a veces te dan “mini odios” personales, que te miras al espejo y te criticas de manera inclemente (poro a poro) o que no te aguantas, pero es lo que tienes: tú mismo al desnudo, con lo bueno y lo malo a cuestas, con toda tu humanidad desbordante. La vida no quiere que te arrastres, ni que te humilles ni que te laceres: te quiere digno. Autoestima es autogobierno, es adornar la identidad, abrazar el yo, sin caer en el ego. He ahí la clave del bienestar: gestionarse a uno mismo de la mejor manera posible. –Walter Riso

Eres especial, eres único, irrepetible

No eres el centro del universo, es verdad, pero eres especial, eres único, irrepetible. Cada vez que te mimas, el universo se alegra; y cada vez que te agredes o maltratas, la existencia pierde su rumbo porque eres parte de una totalidad que te incluye. Llámalo, Dios, Cosmos, Naturaleza o como sea, no estás solo. Quererte a ti mismo es el principal requisito para la supervivencia emocional y psicológica. Yo se que a veces te dan “mini odios” personales, que te miras al espejo y te criticas de manera inclemente (poro a poro) o que no te aguantas, pero es lo que tienes: tú mismo al desnudo, con lo bueno y lo malo a cuestas, con toda tu humanidad desbordante. La vida no quiere que te arrastres, ni que te humilles ni que te laceres: te quiere digno. Autoestima es autogobierno, es adornar la identidad, Abrazar el yo sin caer en el ego. He ahí la clave del bienestar: gestionarse a uno mismo de la mejor manera posible.

Walter Riso

Cómo vivir con un egoísta

¿Tu pareja no piensa en nadie más que en sí mismo? ¿Tu amigo nunca tiene en cuenta tu opinión? ¡Basta! Siempre estás a tiempo para poner un freno, por tu bien y el de los demás.

Apenas se conocieron y tu pareja ya se mostraba atento, detallista y cariñoso. Estaba tan pendiente de vos, que hasta parecía haberse postergado a sí mismo. Pero, de repente…todo cambió: ya ni siquiera se acuerda de que hoy tienes que ir a esa entrevista de trabajo tan importante, o que el fin de semana quedaron en ir a cenar por su aniversario. No te pregunta por tus cosas, ni cómo te sientes. Sólo piensa en él, él y él.

“El egoísmo es la incapacidad de ceder algo de lo propio con el fin de incluir las necesidades del otro”, explica la psicoanalista Adriana Martínez, Coordinadora Asistencial de Fundación Buenos Aires.

Sigue leyendo

Película: “El Cambio” del Dr. Wayne Dyer

Un excelente film que nos invita a reflexionar, de una forma muy humana, sobre el sentido de la vida, las relaciones entre las personas y la siempre presente posibilidad de que todo puede adquirir un significado.

 El Cambio nos habla del viaje espiritual que todos hacemos en la segunda mitad de nuestras vidas, cuando cambian nuestros valores, y buscamos un propósito que le dé sentido a nuestra existencia.
“No podemos vivir el atardecer de la vida con el mismo programa que la mañana, pues lo que en la mañana era mucho, en el atardecer será poco, y lo que en la mañana era verdadero, en la tarde será falso.” 
 En esta película el Dr. Wayne Dyer nos hace de guía, además descubriremos tres historias distintas acerca del cambio: una madre entregada a su familia que ha olvidado cuales eran sus sueños, un matrimonio que aparentemente lo tiene todo excepto lo más esencial, y un director de cine que se centra más en alcanzar el éxito, que en vivir su propia vida.
Sin duda es una película recomendable, una propuesta para volver a descubrir nuestro verdadero yo, el propósito de nuestra alma, el sentido de nuestra vida y nuestra verdadera vocación.