Video: Cómo sacarte de encima la basura emocional

La realidad que vives depende de lo que te sientas capaz de crear en tu vida.

En este vídeo te enseño cómo sacarte la “basura emocional” que se encuentra en el medio entre donde estás y donde te gustaría estar en tu vida.

Todo el mundo puede reinventar su vida a cualquier edad. Solamente hay que conocer cuáles son las estrategias más eficaces y el camino más corto para lograrlo.

Anuncios

Video: Toma un café contigo mismo

Después de haber leído el libro:  Toma un café contigo mismo, con este audio-video puedes seguir reflexionando al respecto.

Síndrome del emperador o del niño tirano: cómo detectarlo

síndrome-del-emperador-241x300El síndrome del emperador, del niño tirano o del niño rey son los distintos nombres con que se conoce a un fenómeno cada vez más común: el de los niños que acaban por dominar a sus padres, e incluso, en los casos más extremos, por maltratarles.

¿Pero cómo son esos niños? ¿Cuáles son sus características? ¿Es posible la prevención?

Características de los niños con el síndrome del emperador

Nos referirmos con este nombre a niños que presentan determinadas características como:

  • Sentido exagerado de lo que les corresponde y esperan que los que están a su alrededor se lo proporcionen.
  • Baja tolerancia a la incomodidad, especialmente si es causada por la frustración, el desengaño, el aburrimiento,o la negación de lo que han pedido; entonces, la expresan con rabietas, ataques de ira, insultos y/o violencia.
  • Presentan escasos recursos para la solución de problemas o afrontar experiencias negativas.
  • Están muy centrados en sí mismos y creen que son el centro del mundo.
  • Buscan las justificaciones de sus conductas en el exterior y culpan a los demás de lo que hacen, por tanto, esperan que sean los otros quienes les solucionen sus problemas.
  • No pueden, o no quieren, ver la manera en que sus conductas afectan a los demás por lo que se dice que, muchos de ellos, carecen de empatía.
  • Piden hasta el extremo de la exigencia. Una vez conseguido, muestran su insatisfacción y vuelven a querer más cosas.
  • Les cuesta sentir culpa o remordimiento por sus conductas.
  • Discuten las normas y/o los castigos con sus padres a quienes consideran injustos, malos, etc. Pero comportarse así, les compensa ya que ante el sentimiento de culpa inducido, los padres ceden y otorgan más privilegios.
  • Exigen atención, no sólo de sus padres, sino de todo su entorno. Y cuanta más se les da, más reclaman.
  • Les cuesta adaptarse a las demandas de las situaciones extra familiares, especialmente en la escuela, porque no responden bien a las estructuras sociales establecidas ni a las figuras de autoridad.
  • Se siente tristes, enfadados, y/o ansiosos, y suelen tener una autoestima baja.

Sigue leyendo

¿Cuánto nos controlan las emociones?

emociones“El hecho de que una pequeña concentración de moléculas que corren por el torrente sanguíneo pueda desencadenar pautas complejas de comportamiento es un tema interesante de reflexión cuando se juzgan cuestiones como el libre albedrío”

Carl Sagan y Ann Druyan

 Nos gusta creer que tenemos control y manejo de nuestras vidas, que nuestras acciones se encuentran basadas en elecciones libres y decisiones racionalmente tomadas. Nos agrada sentir que elegimos a nuestros amigos, parejas, el lugar donde vivimos o la carrera que estudiamos. No obstante, operan en nuestro cerebro infinidad de mecanismos automáticos e inconscientes de los cuales nosotros apenas tenemos alguna noticia. Y, seguramente, en el concierto de procesos psicológicos, son las emociones las que se destacan por su gran autonomía. Así el enojo, el miedo, los celos, la alegría, la sorpresa casi siempre aparecen más allá de nuestra voluntad, como reacciones impuestas a las cuales apenas podemos controlar. Afortunadamente, la Psicología ha brindado herramientas que permiten manejar los procesos emocionales, particularmente aquéllos que se tornan sufrientes y patológicos.

Sigue leyendo

7 palabras que pueden cambiar tu día

palabras vidaNo solemos prestarle demasiada atención a las palabras que decimos pero somos comunicadores natos. De hecho, parece un contrasentido pero lo cierto es que nos pasamos todo el día comunicando, no solo con los demás sino también con nosotros mismos. Aún así, nuestro estilo de comunicación es automático, es algo que se ha ido formando a lo largo de los años, en dependencia de nuestras experiencias, y que ahora utilizamos sin ser plenamente conscientes. 
Por eso, usamos algunas palabras más que otras. Por ejemplo, un estudio realizado en la Universidad de Colorado desveló que las personas con tendencia al neuroticismo utilizan un elevado número de palabras asociadas a emociones negativas. Otro estudio, esta vez realizado en la Universidad de Amsterdam descubrió que las personas extrovertidas prefieren los términos descriptivos más abstractos y que las personas intorvertidas eligen adjetivos más concretos. 
Por tanto, no es banal que cada cierto tiempo hagamos un balance de las palabras que usamos, sobre todo si tenemos en cuenta que ese diálogo no solo afecta la imagen que los demás tienen de nosotros sino que incluso puede incidir en nuestra autoestima. Por consiguiente, ahora os propongo algunas palabras que deberíamos usar más a menudo, pero de forma consciente, no como un automatismo.

Sigue leyendo

Cargo sobre ti mi culpa (proyección psicológica)

shutterstock_202716745Proyección psicológica. Este término desarrollado ampliamente por la teoría freudiana, nos muestra una práctica familiar con la que nos encontramos muy a menudo. Puede que incluso nosotros mismos, lo hayamos hecho en alguna ocasión casi sin darnos cuenta.

¿Un ejemplo? Piensa en esa época en la que estabas profundamente enamorado/a de alguien. De algún modo, y casi inconscientemente, atribuiste a esa persona rasgos y virtudes que no se correspondían totalmente con la realidad. Ensalzabas su bondad, su preocupación, sus aciertos y grandes atributos por ese halo de perfección que tú mismo proyectabas en él/ella.

El amor, es en ocasiones un contexto muy propicio en el cual desarrollar la proyección psicológica. Pero el verdadero problema, el más complejo, sucede cuando se pone en práctica una proyección claramente negativa. Ahí donde la persona que la ejecuta, tiene unas evidentes carencias emocionales, atribuyendo en otros, pensamientos llenos de rabia o ansiedad.

Hablemos hoy sobre los sentimientos de culpa, y de cómo en ocasiones, lejos de asumirlos y afrontarlos, se apuntan al exterior con la intención de herir a los demás. A los que tienen más cerca, a los que supuestamente, más aprecian. Sigue leyendo

¿Se pueden predecir las conductas adictivas desde el preescolar?

preescolarSegún un estudio realizado con 1.000 personas de  Nueva Zelanda, las conductas de los niños de 3 años pueden ofrecer sorprendentes pistas sobre el riesgo de desarrollar conductas adictivas, como la adicción al juego o las drogas en su adultez.

La investigación longitudinal siguió los patrones psicológicos, económicos e intelectuales de la vida de los sujetos desde su nacimiento hasta los 32 años. El estudio incluyó a casi todos los niños que nacieron en Dunedin,  Nueva Zelanda, desde Abril de 1972 a marzo de 1973.

Los análisis, publicados en la revista Psychological Science encontraron que los niños con temperamento poco controlado a la edad de 3 años, tienen más del doble de posibilidades de desarrollar problemas con la adicción al juego entre los 21 y 32 años de edad, en comparación con los niños con buen ajuste emocional. Sigue leyendo

Video: Auto-aceptación – Elsa Punset

Para disfrutar de una buena vida es necesario el contraste entre las emociones positivas y negativas. La aceptación es el primer paso para cambiar y para lograr la felicidad.

La química del cerebro, La tiranía de la felicidad, Estimular las emociones positivas, La aceptación de sí mismo, La meditación, El placer estático.

Entrevista a Tulku Lobsang Rinpoche, Maestro budista y médico tibetano.

Ejercicio: Fomenta las emociones positivas frente al espejo: Mírate, háblate, date poder y quiérete.

Las cartas: un recurso útil para sanar (II)

cartasCarta de desahogo por el daño y carta del perdón

Según los ejemplos que puse en los apartados anteriores podemos ver que las cartas pueden tener diversos objetivos, y entre ellos está la posibilidad de desahogarse, de decir cosas que de otra manera no diríamos, cosas que nos duelen, que están ahí dentro. Lo recomendable es hacerlo de manera asertiva, aunque a veces hay tanto dolor que uno necesita escribir con insultos, con palabras y frases fuertes. Pienso en aquel que ha sufrido una infidelidad, o el que se está quedando sin vida por una adicción, o el que tiene una enfermedad crónica, o una degenerativa… a todo ello puedes escribirle una carta, y me imagino que las primeras palabras que salgan no van a ser muy “educadas”, y puede ser bueno. El proceso debe incluir un desahogo fuerte de las emociones negativas que uno experimenta, una negociación de cara a resolver el tema, ya sea de aceptación (porque no queda remedio de vivir con ello), o de propuesta de superación. En algunos casos habrá que amenazar y así reforzar el proceso de externalización, ya que si te das cuenta, escribir una carta al problema ayuda a externalizarlo, se le personifica. Finalmente hay que llegar a perdonar según sea el caso.

Si la carta va dirigida hacia alguien concreto, una manera asertiva de hacerlo es:

El perdón nos libera, el primer beneficiado es el que perdona, y hemos de superar los mitos que solemos tener y que hacen que no podamos o queramos hacerlo. Aprovecho para mencionar al respecto lo que Gary Rosberg nos plantea en su libro[1], donde desarrolla el proceso del perdón. Sigue leyendo

Adolescentes agresivos, causas y soluciones

adolescente agresivo¿Tu hijo adolescente es agresivo en casa, en la escuela o en cualquier otro ambiente? No estás solo, muchos padres se enfrentan a esta situación sin entender los motivos ni las soluciones posibles.

La adolescencia es compleja debido a todos los cambios físicos, emocionales y químicos, los cuales crean confusión e incertidumbre. Además, en esta etapa es cuando los adolescentes empiezan a crear y establecer su rol dentro de la familia y la sociedad. La agresión es una alternativa que los adolescentes encuentran para canalizar sus emociones aunque pueden existir otros factores.
Sigue leyendo

Las lágrimas no lloradas duelen

llorarTodos sabemos que reír es bueno, no solo es agradable ver a una persona con el rostro iluminado por una sonrisa, sino que también es beneficioso para nuestro organismo: el cerebro segrega endorfinas, aumenta el nivel de la adrenalina que ayuda a estimular la imaginación; la dopamina, que favorece la actividad mental; y la serotonina, que posee efectos calmantes y disminuye la ansiedad… Es un acto fantástico que está socialmente aceptado y muy valorado, pero ¿Y llorar? ¿Y las lágrimas?

Solo los niños pequeños lo expresan abiertamente, sin disimulos, en cambio los adultos buscamos el refugio de la soledad para desahogarnos, o, lo que es peor, simplemente, lo evitamos. Preferimos contener las lágrimas y seguir adelante apretando los puños. Pero, ¿Es eso bueno para la salud? 
Sigue leyendo

“El corazón tiene cerebro”

Ima Sanchís

Ima Sanchís

Tengo 72 años y sigo siendo joven. Nací en Toulouse y vivo en Canadá. Estudié la carrera de Matemáticas y piano. Creo que el ser humano lleva consigo un potencial extraordinario de conciencia, inteligencia, sabiduría y amor; descubrimientos científicos recientes lo constatan.

Que el corazón tiene cerebro es una metáfora, ¿no?

No. Se ha descubierto que el corazón contiene un sistema nervioso independiente y bien desarrollado con más de 40.000 neuronas y una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo.

¿Es inteligente?

Gracias a esos circuitos tan elaborados, parece que el corazón puede tomar decisiones y pasar a la acción independientemente del cerebro; y que puede aprender, recordar e incluso percibir. Existen cuatro tipos de conexiones que parten del corazón y van hacia el cerebro de la cabeza.

Sigue leyendo

¿Cómo lograr que las ofensas no te dañen?

ofensaPuede que las ofensas no estén a la orden del día en tu jornada cotidiana pero lo cierto es que, alguna que otra vez, todos hemos sido víctimas de ellas. Casi siempre llegan de la mano de personas que se comportan de una manera ruda, que cruzan la línea de la cortesía y que te agreden, a veces sin motivo, otras veces porque han mostrado una reacción exagerada ante algo que hemos dicho o hecho. ¿Cómo lidiar con estas personas? ¿Cómo enfrentar las ofensas?

El primer paso para enfrentar las ofensas consiste en comprender que se trata de una percepción personal; es decir, nos sentimos ofendidos cuando pensamos que alguien ha cruzado la línea imaginaria que hemos trazado. Esto significa que lo que para alguien puede ser una grave ofensa, para otro puede pasar del todo desapercibida. Sigue leyendo

La anorexia nerviosa

infografia-anorexia

La anorexia nerviosa es un trastorno alimentario caracterizado por un miedo intenso a ganar peso. Debido a este miedo, el individuo afectado deja de comer llegando a rebajar su peso hasta un 85% del peso normal para su edad y altura.

Sigue leyendo

Un pequeño demonio llamado Depresión

Queremos compartir un precioso corto de animación que cuenta la historia de Floyd un alegre músico callejero que gracias a su talento está a punto de cumplir su sueño. Sin embargo, la vida le tiene reservado un giro inesperado y dramático que no es capaz de afrontar adecuadamente.  Sufre y se siente cada vez más triste, este malestar se personifica en una criatura, un pequeño demonio negro que le persigue día y noche y que le hace renunciar a aquello que Floyd más ama. Esta criatura le molesta, no lo deja nunca en paz y le hace caer cada vez más en una espiral autodestructiva, descubriéndole situaciones y emociones cada vez más negativas.

Este corto es una bonita metáfora sobre la tristeza, la depresión y todas esas emociones negativas que se nos instalan en un momento determinado de nuestra vida y tienden a acompañarnos en nuestro día a día. Échale un vistazo a la historia de Floyd quizás pueda darte pistas sobre cómo salir de estos estados negativos.

Fuente: Sergio García Morilla. Psico·Salud