¿Qué son los celos? ¿A qué edad surgen? Consejos para tratar los celos infantiles

celos-infantiles-280Todo niño experimenta celos en algún momento, con la llegada de algún hermanito, con los cambios en la estructura familiar o simplemente cuando atraviesa la fase de “enamoramiento” de sus papás. Lidiar con esta emoción es difícil ya que es un sentimiento ambivalente, contradictorio. Se manifiesta con más fuerza cuanto mayor es el sentimiento de amor que se tiene a la figura de apego y mayor es también el abandono percibido. 
Los celos infantiles son un sentimiento natural que surge en el niño cuando se siente desplazado.
Consisten en sentir odio y rechazo hacia personas a las que se quiere mucho. El hecho de que sea un sentimiento contradictorio es lo que más dificulta su manejo.

Los niños tienden a ver las cosas como buenas o malas y les cuesta integrar dos facetas (una positiva y otra negativa) de un mismo objeto, persona o situación. Por eso, los celos infantiles son un sentimiento que, en líneas generales, les resulta complicado controlar.

Sigue leyendo

Anuncios

La forma de jugar moderna genera ansiedad y depresión en los niños

niño_jugandoSolemos pensar en la historia como sinónimo de progreso, pero si el progreso se mide en términos de salud mental y felicidad, entonces hemos estado yendo hacia atrás, al menos desde 1950.
De hecho, los índices de depresión y ansiedad en los niños, adolescentes y jóvenes de Estados Unidos han aumentado de manera constante durante los últimos 50 años. En la actualidad, hay entre 5 u 8 veces más estudiantes de bachillerato que cumplen con los criterios para el diagnóstico de una depresión mayor o un trastorno de ansiedad. Y vale aclarar que este aumento de casos no se debe a que los criterios diagnósticos hayan cambiado. Tampoco es un fenómeno exclusivo de Estados Unidos sino que se aprecia en muchos otros países.

¿Te sientes culpable? Cómo sacar partido a tus remordimientos

culpaEn algunos casos, la culpabilidad se convierte en el alto precio que pagas por haber sentido placer o haber disfrutado. ¡Quizás te conviene revisar tu escala de valores!

Quien no la siente en absoluto puede ser un psicópata; quien la padece demasiado puede ver afectada toda su vida emocional. La culpa es una experiencia dolorosa que deriva de la sensación, más o menos consciente, de haber transgredido las normas personales, culturales, éticas o sociales. Pero en cierto grado la culpa resulta útil, porque permite corregir los errores cometidos. En cambio, en exceso es uno de los principales enemigos de nuestra armonía interior: nos lleva a enfrentarnos con nosotros mismos y puede bloquearnos.

Wayne W. Dyer, autor de Tus zonas erróneas, opinaba que la culpabilidad no es solo una de las formas más comunes de angustia en nuestra cultura, sino también una de las emociones más inútiles, porque nos hace despilfarrar el presente al paralizarnos en un comportamiento pasado. La culpa no resuelta se halla en la raíz de numerosos conflictos psicológicos, y puede llegar a amargarnos la existencia.

¿Tienes una forma de pensar equivocada?

Administramos mal los sentimientos de culpa cuando mantenemos un sistema de pensamiento polarizado (pensamos que las cosas son blancas o negras, buenas o malas) y no admitimos el término medio; cuando pensamos en negativo (tan solo tenemos en cuenta los detalles negativos y además los magnificamos, sin atender a los aspectos positivos); cuando somos demasiado rígidos (nos basamos en un sistema de normas estricto donde el deber prevalece en todas nuestras acciones); cuando eludimos responsabilidades (pasamos a responsabilizarnos de las vidas de los demás o a las circunstancias), y cuando somos demasiado perfeccionistas.
Sigue leyendo

Me gusta la gente que sin motivos te busca y sin ataduras se queda

Me-gusta-la-gente-que-sin-motivos-te-busca-y-sin-ataduras-se-quedaEn nuestro ciclo vital acumulamos numerosos tipos de relaciones sociales. Amistad desde infancia que nunca caducan, efímeros compañeros de trabajo, encuentros casuales que adquieren más valor que la propia familia…

Podríamos decir que nuestro día a día se teje de un complejo caleidoscopio social donde las emociones, y los sentimientos, pueden ser muy diversos y hasta contradictorios.

No obstante, lo que más valoramos en la gente, es la autenticidad. Porque las personas humildes huelen a sencillez, y brillan en esa integridad que no sabe de chantajes, cargas o dobles sentidos.

Reflexiona con nosotros ahora sobre una pregunta muy simple: ¿Cuántas personas “auténticas” hay en tu vida? Piensa no sólo en tus amistades, fija tu valoración también a nivel de familia. Sigue leyendo

Discutir delante de tus hijos puede deteriorar su cerebro

discutir-delante-de-los-hijos¿Discutes delante de tus hijos? ¿De qué manera crees que les puede afectar?

Según una investigación publicada en la revista Neurolmage: Clinical, las discusiones de los padres podrían tener efectos en la salud mental de los hijos.

¿En que se ha basada la investigación para concluir esto?

Un grupo de científicos de la Universidad de Anglia realizó escáneres cerebrales a adolescentes que habían sufrido, hasta los 11 años, problemas familiares de gravedad leve o moderada. Los resultados de estos escáneres revelaron que el desarrollo de los cerebros de estos participantes se encontraba deteriorado, aumentando, así, las posibilidades de que desarrollasen algún tipo de enfermedad psiquiátrica en el futuro.

Los problemas familiares a los que hace referencia la investigación se refieren a discusiones, tensión entre los padres, abuso físico o emocional, falta de afecto y escasa comunicación entre los miembros de la familia.

La diferencia de esta investigación con las que se han realizado anteriormente es que, mientras que las anteriores se han centrado, principalmente, en el impacto que tiene en el niño el maltrato, el abandono y el abuso; este último estudio muestra que, incluso los problemas relativamente normales (discusiones o tensiones) afectan, también, de manera importante. Sigue leyendo

Abuso infantil: secuelas físicas y psicológicas

abuso-infantilEl abuso infantil

Una serie de recientes investigaciones revelan que las alteraciones neurobiológicas como consecuencia del abuso infantil, no solo aumentan la posibilidad de padecer trastornos mentales en la adultez sino que también aumentan las posibilidades de padecer trastornos orgánicos futuros, así como alteraciones conductuales.

El abuso infantil y el abandono en la niñez son posibles acontecimientos traumáticos para cualquier niño, y son mucho más frecuentes de lo que se piensa. Según el centro de Salud Mental Infantil del Colegio Universitario de Londres1, cada año entre el 4 y el 16 por ciento de los niños de los países occidentales industrializados sufren malos tratos corporales y 1 de cada 10 sufre abandono o sobrecargas psíquicas extremas.

En lo que respecta a los abusos sexuales en la niñez, entre el 5 y el 10 por ciento de las niñas y el 5 por ciento de los niños, lo han sufrido alguna vez a lo largo de su infancia. Sigue leyendo

13 estrategias para enseñar a tus hijos a quererse más

autoestima-infantil¿Cómo pueden ayudar los padres a fomentar una autoestima sana?

Nuestros hijos están expuestos en muchas ocasiones a personas y situaciones que afectan el amor por si mismos. Como padres ¿Qué podemos hacer? Veamos algunas sugerencias:

Pon atención en cómo corriges

Resalta el esfuerzo aunque este sea mínimo, esto motiva a que se esfuercen cada vez más; en vez de ver lo que no hacen. Elógialos verbal y físicamente con besos o abrazos, sobre todo fíjate en el proceso más que en el resultado, por ejemplo si se pone la media un poco torcida no le digamos “ te pusiste mal la media” sino, “muy bien haz logrado ponerte la media”.

Sé un modelo positivo

Si eres excesivamente duro contigo o con tu pareja,  pesimista o no realista sobre tus capacidades y limitaciones, tu hijo acabará siendo tu reflejo. Cuida tu propia autoestima y tu hijo tendrá un buen modelo a seguir. Resalta en voz alta y en la medida justa, tus cualidades; el niño aprenderá también hacerlo.

Establece límites claros

Establece normas y límites claros, lógicos y consistentes. Por ejemplo, si deja todos los juguetes en el piso, no los recojas tú misma, en vez de esto anímalo a recogerlos, si se resiste, la consecuencia es que no contará con estos juguetes por un tiempo, o si presenta, por ejempl,o una pataleta en el supermercado al final no le compres lo que él quiere. Sigue leyendo

El coste de culpar a los padres

generations-462134_1280-1024x483El enfado hacia los padres se encuentra todavía en el corazón de gran cantidad de terapias. ¿Ha ido este enfoque demasiado lejos? Veamos cual es el coste de culpar a los padres.

Al final del siglo 19, Freud teorizó que, al igual que el mítico rey griego de Tebas, un niño inconscientemente quiere matar a su padre para poder tener relaciones sexuales con su madre. Freud creía que una de las principales funciones del psicoanálisis era traer a la conciencia ese enfado hacia el padre, y que eso liberaría al cliente de sus síntomas.

Hoy en día, sólo una minoría de los psicoterapeutas creen todavía en el carácter central del complejo de Edipo o de su versión femenina, Electra, la mujer mitológica hecha famosa por Sófocles y Eurípides por planear la venganza contra su madre. Sin embargo, el enfoque basado en la ira hacia uno de los padres se encuentra todavía en el corazón de muchas psicoterapias orientadas al insight (palabra inglesa que nadie sabe traducir realmente y vendría a equivaler a tomar conciencia o darse cuenta).

Los psicólogos e investigadores de algunas corrientes creen que el énfasis en el apoyo a la ira y a la culpa de los padres es un problema en la psicoterapia de hoy y en la cultura en general. El hecho de validar sentimientos y percepciones puede ser un paso útil y hasta necesario para de sanar una infancia difícil. Aprender a pasar de la auto-culpa a un enfado con nuestros padres puede ser un segundo paso útil. Sigue leyendo

¿Cómo usar la psicología inversa?

psicologia inversaSeguro que has usado alguna vez la psicología inversa, aunque no te hayas dado cuenta o hayas sido consciente del poder que tiene. Básicamente se trata de adoptar una postura para que el otro adopte la contraria.

Unos expertos en llevar la contraria suelen ser los adolescentes. En pleno proceso del establecimiento de su identidad, si algo detestan es que alguien trate de dirigirles o condicionarles. Así, en pos de evitar esta sensación, optan a menudo por no hacer lo que les sugieren aunque en el fondo sepan que es la mejor opción. 

Sin embargo, esto no solamente es cosa de adolescentes. Aunque con menor intensidad y frecuencia, suelen quedar vestigios de esta inclinación -la de llevar la contraria- en la vida adulta.

¿Cómo ponemos en marcha la psicología inversa?

Imaginemos que un niño de 5 años se niega a comer verduras. Tú insistes en obligarle a que termine todo lo que está en el plato, pero parece que no hay manera: no va a comerse las zanahorias o calabacines. Si le sigues diciendo que coma, todo terminará mal. Tú bajarás los brazos y él se irá feliz a jugar. Sigue leyendo

5 heridas emocionales de la infancia que persisten cuando somos adultos

5heridasLos problemas vividos en la infancia vaticinan cómo será nuestra calidad de vida cuando seamos adultos. Además, estos pueden influir significativamente en cómo nuestros niños de hoy actuarán mañana y en cómo nosotros, por otro lado, afrontaremos las adversidades. Así, de alguna forma, a partir de estas 5 heridas emocionales o experiencias dolorosas de la infancia, conformaremos una parte de nuestra personalidad. Veamos a continuación cuáles son nuestras heridas:

1- EL MIEDO AL ABANDONO

La soledad es el peor enemigo de quien vivió el abandono en su infancia. Habrá una constante vigilancia hacia esta carencia, lo que ocasionará que quien la haya padecido abandone a sus parejas y a sus proyectos de forma temprana, por temor a ser ella la abandonada. Sería algo así como “te dejo antes de que tú me dejes a mí”,”nadie me apoya, no estoy dispuesto a soportar esto”, “si te vas, no vuelvas“.

Las personas que han tenido experiencias de abandono en la infancia, tendrán que trabajar su miedo a la soledad, su temor a ser rechazadas y las barreras invisibles al contacto físico.

La herida causada por el abandono no es fácil de curar. Así, tú mismo serás consciente de que ha comenzado a cicatrizar cuando el temor a los momentos de soledad desaparezca y en ellos empiece a fluir un diálogo interior positivo y esperanzador. Sigue leyendo

Video: Superar los traumas – Rafael Santandreu

¿Cómo podemos superar situaciones que nos han dejado huella? Traumas, como una separación abrupta, o alguna situación que nos costó afrontar cuando éramos niños, por citar los más corrientes. El psicólogo Rafael Santandreu, autor de “El arte de no amargarse la vida”, nos aconseja.

Cómo poner límites a mi hijo/a y no morir en el intento

poner-normas-y-no-morir-en-el-intentoPoner límites supone una de las tareas en la que madres y padres tienen que demostrar más paciencia. Con las normas les estamos enviando dos mensajes básicos a nuestros/as hijos/as “Esto es lo que espero de ti y lo espero de esta forma” y “Esto es lo máximo a lo que puedes llegar, de aquí no puedes pasar”.

Siempre es más fácil portarse bien si las normas están claras y si el o la peque encuentra una motivación para cumplirlas. Sigue leyendo

Miedos Infantiles: enseñémosles a no tenerle miedo al miedo

el-miedoLa mayoría de los miedos que tenemos cuando somos adultos/as son aprendidos. De nuestro entorno familiar adquirimos creencias, manías y hábitos. Algunos nos resultan beneficiosos en nuestro día a día y otros se convierten en obstáculos que nos limitan.

Hace unos días estaba en una cafetería con mi labradora y una pareja con una bebé de 11 meses se sentó en la mesa de al lado. La nena miraba a la perra, se reía y extendía las manos intentando bajarse de los brazos de su madre. Ésta se giró y con cara de horror me dijo “Ay, qué parece que le gusta. ¡Cómo le gusten los perros me muero, que les tengo pánico!”. Espero sinceramente que esa madre se dé cuenta de que su hija puede contagiarse de su miedo irracional y busque la forma de controlar sus emociones, convirtiéndose así en un modelo eficaz para la niña. Sigue leyendo

Aprende a reencontrarte y a curar tu niño interior

niño-interiorCrecer, convertirnos en adultos, no es únicamente acumular años, ver una arruga en nuestro rostro o conseguir cosas. Crecer es saber madurar con el tiempo conservando todo lo bueno de cada etapa vivida, de cada ciclo de nuestra existencia.

No obstante, no siempre es fácil madurar con armonía y felicidad. Hay veces en que nuestro yo adulto se siente frustrado, lleno de conflictos no resueltos que nos atrapan y que nos ahogan, que nos vuelven criaturas taciturnas que han perdido esa ilusión cotidiana por las cosas, por quienes les rodean y lo que es peor, por ellos mismos.

A la hora de hablar de nuestro “niño interior” es posible que mucha gente se sonría, que no entienda su significado. En ocasiones se asocia a la infancia a ese periodo de “ciega inocencia” donde uno no entiende aún muy bien cómo es eso llamado mundo, o esa entidad llamada vida. Se les permite por ello a los niños cierto toque de  locura, de espontaneidad, porque sencillamente, “aún no saben”. Sigue leyendo