Video: Autoconocimiento para el éxito por Rosa Quintana

Tus deseos, impulsos, sueños, pasiones, miedos, pensamientos, emociones, sentimientos.

Descarga The Work

Rosa Quintana es presentadora de televisión, locutora de radio y publicidad, formadora y ponente, articulista, empresaria, experta y entrenadora personal en Técnicas de Comunicación.

Anuncios

10 de septiembre, Día Mundial para la Prevención del Suicidio

ayuda“Tómate un minuto. Salva una vida”

Una persona suicida no puede pedir ayuda, pero eso no significa que no la quiera. La mayoría de las personas que se suicidan no quieren morir, lo que quieren es dejar de sufrir. La prevención del suicidio comienza con el reconocimiento de las señales de advertencia. Hablar abiertamente acerca de los pensamientos y sentimientos suicidas puede salvar una vida.

La comprensión y la prevención del suicidio

La Organización Mundial de la Salud estima que cerca de 1 millón de personas mueren cada año por suicidio. ¿Qué impulsa a tantas personas a quitarse la vida? Para aquellos que no están en las garras de la depresión y la desesperación, es difícil entender lo que impulsa a tantas personas a quitarse la vida. Sin embargo, una persona suicida tiene tanto sufrimiento que no puede ver ninguna otra opción.

El suicidio es un intento desesperado de escapar de un sufrimiento que se ha vuelto insoportable. Cegado por sentimientos de odio hacia sí mismo, desesperanza y aislamiento, un suicida no encuentra ninguna manera de encontrar alivio. Al suicida le gustaría que hubiera una alternativa a cometer suicidio, pero simplemente no puede ver ninguna.

Conceptos erróneos comunes sobre el suicidio

FALSO: La gente que habla sobre el suicidio en realidad no se suicidará.

Casi todo el que se suicida o intenta suicidarse ha dado alguna pista o advertencia. No ignore las amenazas de suicidio. Declaraciones como “te vas a arrepentir cuando esté muerto”, “yo no veo ninguna salida” pueden indicar sentimientos suicidas.

FALSO: El que se suicida está loco/a.

La mayoría de los suicidas no son psicóticos o dementes. Están molestos, desconsolados, deprimidos o desesperados. Tienen una angustia extrema y el dolor emocional no es necesariamente signo de enfermedad mental.

FALSO: Si una persona está decidida a suicidarse, nada lo detendrá.

Incluso la persona más severamente deprimida tiene sentimientos encontrados acerca de la muerte, dudando hasta el último momento entre el deseo de vivir y querer morir. La mayoría de los suicidas no quieren morir, quieren que el dolor pare. Sin embargo, el impulso de terminar con todo, es abrumador.

FALSO: Las personas que se suicidan son personas que no estaban dispuestos a buscar ayuda.

Existen investigaciones acerca de las personas suicidas que indican que más de la mitad habían buscado ayuda médica en los seis meses anteriores a su muerte.

FALSO: hablar sobre el suicidio puede fomentar en la persona sus ganas de suicidarse.

Traer a colación el tema del suicidio y discutirlo abiertamente es una de las cosas más útiles que puede hacer.

Fuente: http://www.save.org/

Sigue leyendo

La depresión y el sufrimiento silenciado

depresiónLas personas que hayan sufrido depresión o que en estos momentos estén en camino de superarla, sabrán sin duda a qué nos referimos con el término, “sufrimiento silenciado”. Para entenderlo mejor pondremos un sencillo ejemplo. Alguien nos pregunta, el por qué de nuestra baja laboral, o tal vez, tenga curiosidad por saber cómo es que ahora parecemos un poco más alicaídos, más delgados, más apáticos…

Cuando pronunciamos la palabra “depresión” muchos, no saben cómo reaccionar, aquí no vale un “ya pasará”, o un “ya verás cómo esas pastillas te van bien”. El proceso es más complejo, más profundo, más meticuloso. En ocasiones resulta más fácil decir que tenemos gripe, algo sin duda mucho más fácil de asumir y de comprender, pero sin embargo, una depresión, no.

Como tampoco es fácil, compartirlo con los hijos, o con la pareja. De ahí, que en ocasiones, acabemos silenciando el dolor para engullirlo un poco más hacia dentro en vista de que el mundo, sigue sin entender o aceptar este tipo de procesos. Hay quien dice que la depresión, es una forma moderna de la “lepra”, tal vez parezca algo exagerado, pero en vista de que queda silenciada en muchos de nuestros ámbitos (incluso el familiar) empezaremos a creer, que tal vez, sea así. Sigue leyendo

Cerrar las heridas abiertas de los recuerdos

heridasReconciliarnos con nuestro pasado, con aquello que sucedió y que a veces, de forma constante tanto revisamos. Reconciliarnos con los errores que cometimos o que otros realizaron, con las cosas que pensamos que debíamos  haber hecho y no hicimos…

Reconciliarnos con las heridas abiertas de nuestros recuerdos es lo que nos permitirá sentirnos bien con nosotros mismos y con quienes nos rodean.

“Hace mucho tiempo aprendí que para curar mis heridas necesitaba tener el valor de enfrentarlas”

-Paulo Coelho-

Sigue leyendo

Sanación emocional: ¿Cómo perdonarse después de un gran error?

perdonarseNo importa cuántos errores hayas cometido o cuán despacio estés progresando, aún así, estás por delante de aquellos que no lo intentan”. Esta frase de Tony Robbins enaltece la proactividad, no quedarse de brazos cruzados y atreverse a correr riesgos.
 
Sin embargo, aún así, la perspectiva de cometer ciertos errores nos puede asustar mucho. A veces el miedo es tan grande que nos paraliza y decidimos no avanzar. En otros casos, nos arriesgamos pero fallamos. Entonces no logramos asumir el error sino que lo cargamos en el fardo de nuestras culpas, que se hace cada vez más pesado y nos impide seguir adelante.

Perdonarse: Más allá del simbolismo existe una razón práctica 

 Un estudio muy interesante realizado en la Universidad de Carleton desveló que aprender a perdonarnos no es un acto meramente simbólico sino que tiene implicaciones prácticas para nuestra vida. Estos psicólogos les dieron seguimiento a 119 estudiantes universitarios a lo largo del primer año de sus carreras. Todos tenían algo en común: habían procrastinado demasiado durante el primer semestre, habían estudiado muy poco y, como resultado, obtuvieron pésimas calificaciones en los exámenes de esa etapa.

Sigue leyendo

¿Trastorno Límite de la Personalidad o Trastorno Bipolar?… ¿Cuál es la diferencia?

BorderlineEl Trastorno Límite de la Personalidad  (llamada también Borderline) es a menudo sobre-diagnosticado (por médicos a los que no les gusta el paciente) o sub-diagnosticado (por clínicos que “no entienden” el diagnóstico).

Se lo suele asociar con otras patologías, sobre todo con la depresión y especialmente se confunde con el Trastorno Bipolar. La confusión es entendible porque ambas patologías se caracterizan por cambios de humor, irritabilidad y conducta errática. A medida que sabemos más acerca de la neurobiología de ambas enfermedades encontramos similitudes fisiológicas pero  la 3º, la 4º y la 5º edición del DSM, en los últimos 30 años, distingue claramente ambos diagnósticos.

Hay tres diferencias básicas:

1) El trastorno límite produce ciclos más rápidos que el trastorno bipolar, a veces hasta varias veces en un día.

Sigue leyendo

Cómo calmar un dolor emocional

dolor-emocionalLos dolores emocionales son complejos ya que las cicatrices del alma suelen tener un mayor tiempo de cicatrización que las heridas físicas. El dolor emocional produce sufrimiento porque muestra heridas que son más difíciles de olvidar. ¿Cómo calmar el dolor anímico? El primer paso para reducir el sufrimiento es tomar conciencia de querer hacer un cambio interior. Por ejemplo, una persona que sufre por un desamor no dejará de hacerlo hasta que realmente se convenza a sí misma de que quiere olvidarse completamente de la otra persona.

Todo proceso emocional está marcado por una toma de conciencia, darte cuenta de que algo te afecta es el primer paso para poder cambiar tu actitud. Sigue leyendo

¿Curas o agravas tus heridas? 10 hábitos de las personas resilientes

Heridas resilienciaUna ostra que no ha sido herida, no puede producir perlas. Las perlas solo crecen cuando un cuerpo extraño, como un grano de arena, logra entrar en el interior de la ostra.
 
En ese momento, la ostra activa sus mecanismos de defensa y produce una sustancia que cubre el cuerpo extraño, formando diferentes capas. Esa sustancia es el nácar.
 
Por tanto, una perla es el resultado de una herida que ha cicatrizado, de la lucha de la ostra para protegerse.
La resiliencia sigue un proceso muy similar.

¿Sólo los depresivos se suicidan? Los riesgos de una falsa creencia

ayuda-suicidioEl suicidio sigue siendo, lamentablemente, un tema tabú. Pero lo que no se puede ocultar es que es la primera causa de muerte no natural en España. Según el INE en 2012 (últimos datos publicados) más de 3.500 personas se quitaron la vida, el 77% eran hombres. La sociedad no sabe cómo actuar, porque ni siquiera la administración tiene un plan nacional de prevención e intervención para el suicidio, cosa incomprensible ya que el suicidio causa 70 veces más muertes que la violencia doméstica y el doble que los accidentes de tráfico. Por si fuera poco, la asociación de investigación, prevención e intervención en el suicidio (AIPIS) advierte que las estadísticas se quedan cortas, entre otros motivos, porque muchos de los suicidios no se consuman en el acto y la muerte se produce días después registrándose así otra causa distinta.

El Suicidio, como vemos, es un problema muy complejo en el que intervienen factores psicológicos, sociales, biológicos, culturales y ambientales. Arrastra con él ideas y creencias equivocadas. Las personas suelen preguntarse “¿cómo es posible?”, “¿cómo puedes querer quitarte la vida cuando lo tienes todo?”, “¿se podía haber hecho algo para evitarlo?”,etc. La incomprensión, la culpa, la vergüenza son sentimientos que suelen cargar las personas allegadas.

Antes de seguir leyendo hagamos una prueba, intenta imaginar por un instante a una persona que quiere suicidarse. ¿Cómo la visualizas? Si has imaginado a alguien profundamente deprimido, llorando desconsoladamente, y pensando una y otra vez si la vida merece la pena vivirla, estas cerca del perfil real, pero no del todo. La depresión clínica o depresión mayor es el trastorno mental que mejor predice la conducta suicida, supone un riesgo de suicidio 20 veces mayor respecto a la población general. Su incidencia es tal que la OMS asume que entre el 65-90% (según estudio y población) de los suicidios e intentos de suicidio se relacionan con algún grado de depresión. Sigue leyendo

Esta forma de pensar te amarga la vida

amargarte¡Pero mira que resulta fácil amargarnos la existencia!. Y no, no son las situaciones que vivimos ni las personas que nos rodean las que realmente nos deprimen, nos enfadan y nos generan ansiedad, sino nuestra interpretación ante esas circunstancias.

Somos responsables de Todos nuestros Pensamientos. Algunos son nefastos y sólo nos provocan dolor y sufrimiento, y a pesar de ello les hemos hecho un hueco en nuestra vida y los hemos convertido en compañeros habituales de nuestro día a día a fuerza de repetírnoslos.

En Psicología los llamamos Pensamientos Distorsionados pues lo que hacen es precisamente eso, deformar la realidad y hacer que nos equivoquemos al interpretar las cosas que nos pasan. Y lo peor es que tienen el poder de amargarnos la existencia con sólo darse una vuelta por nuestra cabeza. Sigue leyendo

No vas a volver a tratarme así

NOSi bien el dicho popular indica “no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hagan a ti”, nunca nos ponemos a pensar qué estamos dispuestos a aceptar que los demás nos hagan a nosotros.

Parece un juego de palabras, pero básicamente lo que debes saber es qué pueden hacerte los demás para causarte sufrimiento. No siempre tendrán la intensión, claro está, pero no por ello quiere decir que tengamos que pasar por ese mal momento.

Las relaciones personales no son para nada sencillas. Hablamos de la pareja, los padres, los compañeros de trabajo, los amigos, los hermanos y hasta los desconocidos. Es muy fácil hoy en día hallar gente “tóxica” que nos quita las fuerzas y las buenas energías. Por lo tanto, presta atención a estos consejos para evitar que los demás nos hagan sufrir.

Además de mejorar tus relaciones, te sentirás mucho mejor contigo mismo. Defiende tus derechos al no permitir:

Las discusiones sin sentido: A las personas les encanta discutir y pelear, eso está más que claro. Pero no por ello tienes que aceptarlo y participar de las discusiones y peleas, sobre todo si no llevan a ningún sitio. No quieras dar explicaciones todo el tiempo, recuerda que “tus amigos no las necesitan, y tus enemigos, tampoco”. Sigue leyendo

Depresión e incomprensión

depresion SenegasLa depresión nunca ha sido fácil de definir para los expertos. Ninguna depresión es igual y de nada sirve el mismo tratamiento psicológico para dos personas, puesto que el sufrimiento, el dolor y la experiencia vivida cambia mucho entre unos y otros.

Pero el dolor está ahí. La falta, el vacío o el problema bombea en nuestro interior de un modo silencioso e invisible. Porque en ocasiones, las peores heridas no dejan cicatriz exterior, sino una lesión en nuestro ser que difícilmente puede ser entendida por quienes nos rodean.

“Es que mamá siempre está igual”. Dicen en ocasiones esos hijos que ven a sus madres o padres encerrados en la habitación sin demasiadas ganas de levantarse, o tomando una medicación que desconocen para qué es. En ocasiones, una depresión se alarga mucho en el tiempo, y lejos de encontrar ese apoyo esencial de los nuestros, nos encontramos solo con el escepticismo y la crítica. Una realidad común que hunde aún más a la persona deprimida.
Sigue leyendo

Aprender a sentir emociones incómodas

aprender-sentir-emocionesRealmente a la mayoría de nosotros nunca se nos enseñó a sentir, a saber como comportarnos ante las emociones incómodas… y a muchas personas incluso se les reprendió en ese momento durante su infancia; reprensión debida a la propia incomodidad de los padres o tutores que tuvieran, los cuales realmente no sabían como actuar de una forma más adecuada en esos momentos pero que a la postre les hizo a esos niños desconectar de su propio mundo interior, verlo como algo vergonzante y siniestro que había de ser ignorado y tapado a toda costa.

Hoy me permito dar algunas indicaciones que aprendí en mi camino acerca de la forma de afrontar estas emociones, recomendaciones que a mí personalmente me ayudaron mucho.

La próxima vez que sientas una emoción incómoda (incómodas son al fin y al cabo y no malas o negativas como las suele llamar a veces alguna gente por miedo o desconocimiento), siéntela en toda su dimensión como la alerta que es, como el mensaje que te está enviando tu propio cuerpo …y no como una enemiga de la que hay que huir o de un familiar o conocido del que te avergüenzas y que has de mantener oculto, ya que de esa forma sólo estarías inyectándole sufrimiento extra a esa situación, ya de por sí poco grata. Sólo cuando tu cuerpo entiende que has recibido y comprendido correctamente el mensaje implícito en esa emoción, vuelve a la calma. Sigue leyendo

Aprender a perdonar: todo un desafío

perdonar“Perdono, pero no olvido. Entonces, ¿perdonas?”

Basta decir la palabra “Perdonar” y la reacción de algunas personas es inmediata: “¿Estás de broma?”, “¡Jamás!”, o “¿Perdonarla después de lo que me ha hecho?”, o incluso “¡Ojalá pudiera!”. A veces es posible que la sola idea de perdonar intensifique los sentimientos de cólera y rabia. Otras veces puede que la idea produzca un alivio inmediato.

Creo que nadie desea realmente vivir con rabia, rencor, vergüenza ni culpa. Sin embargo, la mayoría de nosotros no ha conocido el perdón como opción factible. No se nos ha enseñado a perdonarnos a nosotros mismos ni a perdonar a los demás.

Las personas que se pierden en la rabia, el rencor, la culpa y la vergüenza se estancan emocionalmente y pierden fuerza. Viven con una fuga enorme y constante de energía. En mi trabajo como psicóloga en nuestro centro de Psicología, en Valencia, compruebo a diario el impacto negativo de los sentimientos de rencor y de culpa en el nivel de estrés y en la salud física.  Aprender a perdonar se convierte en el reto de muchas terapias. Sigue leyendo