El método finlandés para acabar con el acoso escolar y ciberbullying que está revolucionando Europa

acoso-escolarFinlandia es un país en el que la cuestión educativa es considerada una auténtica prioridad nacional. Finlandia ha ocupado en los últimos años el primer puesto en educación primaria, así como en educación superior y formación en el Índice de Competitividad Global (ICG) del Global Economic Forum, resultado de un fuerte énfasis en la educación en las últimas décadas. Esto ha proporcionado a la fuerza laboral con las habilidades necesarias para adaptarse rápidamente a un entorno cambiante y ha sentado las bases para sus altos niveles de adopción tecnológica y de innovación.

Finlandia es hoy uno de los países más innovadores de Europa, ocupando el segundo puesto en la tabla, sólo por detrás de Suiza. Desde que la OCDE comenzara en el año 2000 a elaborar su informe PISA, Finlandia ha acaparado los primeros puestos del podio en Europa por su excelente nivel educativo. Hoy Finlandia es considerado un país con uno de los mejores sistemas educativos del mundo. Sigue leyendo

Anuncios

«Si quiere un hijo miedoso, protéjale y resuelva sus problemas»

José Antonio Marina dedica su último libro, «Los miedos y el aprendizaje de la valentía», a padres y profesores

«Si quiere un hijo miedoso, protéjale y  resuelva sus problemas»

Que el filósofo José Antonio Marina reconozca que «todos tenemos miedos» puede resultar tranquilizador. Aunque haya un matiz que las personas, según este investigador, deberíamos tener claro. «Hay miedos que nos protegen y miedos que nos destruyen. Estos últimos son nuestros enemigos y como tal hay que declararles la guerra». Esta batalla de Marina está especialmente dirigida a los niños, porque sus miedos, asegura, «pueden llegar a entorpecer su desarrollo». Sobre cómo enseñarles a afrontarlos y vencerlos versa su último libro, «Los miedos y el aprendizaje de la valentía», toda una pedagogía del coraje.

—Dice usted que hay miedos que nos protegen, y miedos que nos destruyen. ¿Por qué a veces consigue dominarnos el miedo?

—Porque es muy astuto, es muy sutil, nos engaña con mucha facilidad. Engaña porque nos presenta como solución justo aquello que hay que evitar, que es la huida. Y con muy buenas razones. Por ejemplo: una persona a la que le da miedo ir a una fiesta, en vez de decir “me da miedo la fiesta”, lo que piensa es “si va a ser muy aburrida, para qué voy a ir, además no tengo que ponerme, y encima qué bien, porque dan una pelicula en la tele”. Acaba no yendo, y su decisión le tranquiliza momentáneamente. Pero la soledad es un antídoto falso contra el miedo social. Falso porque en realidad lo está alimentando. Al miedo hay que tenerle verdadero odio. Hay que declararle la guerra.

Sigue leyendo

Los 15 principios de María Montessori para educar niños felices

niños-felices-2Como siempre ocurre en materia educativa, hay fieles defensores y agudos detractores de la pedagogía que enunció María Montessori en su momento. Muchos afirman que a día de hoy la enseñanza, tal y como está estructurada, no ve como viable la metodología que introdujo la célebre educadora italiana de finales del siglo XIX y principios del XX.

Para ella, la escuela no es un espacio destinado únicamente a que un maestro o un profesor trasmita conocimientos de forma directiva, Montessori, defendía ante todo que el propio niño desarrollara sus capacidades de una forma más libre a partir de un material  didáctico especializado.

Las aulas tenían alumnos de diferentes edades, ahí donde los propios niños eran libres de elegir el material a trabajar, y de ampliar sus habilidades de forma más autónoma. Eran ellos quienes marcaban su velocidad de aprendizaje según sus particularidades, envueltos siempre en un contexto menos rígido, donde las pizarras dejaban de tener tanta importancia, y donde los niños tenían libertad de movimiento en el aula. Sigue leyendo

El coste de culpar a los padres

generations-462134_1280-1024x483El enfado hacia los padres se encuentra todavía en el corazón de gran cantidad de terapias. ¿Ha ido este enfoque demasiado lejos? Veamos cual es el coste de culpar a los padres.

Al final del siglo 19, Freud teorizó que, al igual que el mítico rey griego de Tebas, un niño inconscientemente quiere matar a su padre para poder tener relaciones sexuales con su madre. Freud creía que una de las principales funciones del psicoanálisis era traer a la conciencia ese enfado hacia el padre, y que eso liberaría al cliente de sus síntomas.

Hoy en día, sólo una minoría de los psicoterapeutas creen todavía en el carácter central del complejo de Edipo o de su versión femenina, Electra, la mujer mitológica hecha famosa por Sófocles y Eurípides por planear la venganza contra su madre. Sin embargo, el enfoque basado en la ira hacia uno de los padres se encuentra todavía en el corazón de muchas psicoterapias orientadas al insight (palabra inglesa que nadie sabe traducir realmente y vendría a equivaler a tomar conciencia o darse cuenta).

Los psicólogos e investigadores de algunas corrientes creen que el énfasis en el apoyo a la ira y a la culpa de los padres es un problema en la psicoterapia de hoy y en la cultura en general. El hecho de validar sentimientos y percepciones puede ser un paso útil y hasta necesario para de sanar una infancia difícil. Aprender a pasar de la auto-culpa a un enfado con nuestros padres puede ser un segundo paso útil. Sigue leyendo

¿Te comunicas de forma pasiva o asertiva?

article_14078521183Seguro que conoces a ese tipo de personas que, con su modo de hablar, de comunicar, denotan ya cierta violencia implícita. Y más aún, también te habrás encontrado con esas otras con las que sientes cierta desconfianza: por su mirada esquiva, por su condescendencia, por una actitud que roza la falsedad haciéndote sentir incómodo/a.

La realidad de todo ello es que, en el fondo, todos sabemos leer entre lineas e intuir qué tipo de personalidad dispone la persona que tenemos en frente cuando hablamos con ella.

Vale la pena dar un pequeño repaso a los tres estilos básicos de comunicación, no solo para entender mejor a aquellos que tenemos junto a nosotros en el trabajo, en la calle, en la familia. También para hacer un pequeño acto de instrospección al respecto de nuestra actitud a la hora de expresar, opinar y dialogar. Veámoslo seguidamente: Sigue leyendo

¿Qué personalidad tiene tu hijo?

personalidad¿De dónde habrá sacado este niño su carácter? Seguro que más de una vez te habrás preguntado esto al ver alguna de las reacciones de tus hijos. Puedes tener varios hijos, y cada uno de ellos dispondrá de un genio diferente que no deja de sorprendernos.

¿Podemos quizá cambiar la personalidad de un niño? En absoluto. Pero debemos pensar también que la personalidad se va asentando en las personas a lo largo del tiempo y de las experiencias que reciban. Los más pequeños nacen con un temperamento determinado que deberemos saber encauzar, potenciar o corregir con el fin de que sea feliz. De que aprenda a gestionar adecuadamente sus emociones y se adapte mejor en sociedad.

Es sin duda algo complejo, algo que requiere dedicación, esfuerzos, amor, paciencia y algo de psicología básica. Pero es una aventura que merece la pena. Te damos unas pequeñas pistas.
Sigue leyendo

Facebook: Las investigaciones más relevantes sobre su efecto en nuestra conducta

FacebookSin duda, Facebook es el tema de moda. A diario nos encontramos debatiendo o escuchando sobre el efecto que tiene esta red social en nuestra conducta y salud mental. Pero ¿qué respuestas nos ofrece la psicología? Para responder a esta pregunta el reconocido blog de divulgación científica BPS publicó una extraordinaria revisión de los hallazgos psicológicos más relevantes publicados en revistas académicas.

Te presentamos un breve resumen de los interesantes datos que todas estas investigaciones arrojaron. Cada punto cuenta con los links directos a las revistas donde fueron publicados, para que puedas revisarlos y debatir con tus amigos, profesores y colegas. No te lo pierdas.

  1. Según una encuesta realizada a mil personas: ¨Las mujeres, personas más jóvenes y aquellos que no están en una relación amorosa son los usuarios más activos de Facebook.¨
  2. En relación con la personalidad, un estudio que contó con una muestra de 1000 australianos encontró que los usuarios de Facebook tienden a ser más extrovertidos y narcisistas, aunque menos conscientes y socialmente solitarios, en comparación con las personas que no usan Facebook.
  3. Una investigación realizada con cientos de usuarios actuales de Facebook encontró que la personalidad era un factor más importante que el género y la experiencia en Facebook, las personas que pasan más tiempo en Facebook mostraron puntuaciones más altas en neuroticismo. Se encontró también que las personas extrovertidas tenían más amigos en la red social que los introvertidos.
  4. Otras investigaciones han encontrado que la timidez se ha relacionado con mayor uso de Facebook.
  5. Una investigación del 2013 encontró que la ansiedad, así como también el uso del alcohol y marihuana, predijeron un mayor apego emocional de los usuarios a Facebook.
  6. Existe también evidencia de que las personas usan Facebook para conectarse con otras personas que comparten intereses especializados a través de grupos específicos.
  7. Las personas con autismo disfrutan particularmente interactuar a través de Facebook.

Sigue leyendo

Un 20% de personas altamente sensibles

sensibleExisten aproximadamente un  20 % de  personas que presentan una  personalidad denominada como “altamente sensible”. Acompañadas por un sistema nervioso delicado y  susceptible,   son extraordinariamente más conscientes de los cambios que suceden  a su alrededor y se sienten desbordadas por  un exceso de estimulación.

Procesan de manera profunda y sutil  todo cuanto llega a sus sentidos.  A veces,  no conscientemente, analizan y reflexionan prácticamente todo lo que sucede en su entorno, lo que las convierte en personas altamente intuitivas.   En ocasiones, esa mayor profundidad de procesamiento les predispone para sentirse estresados, abrumados por  tanta sobrestimulación externa. Sigue leyendo

Reacción de los hijos al divorcio

TH073P 0286En muchas ocasiones, la separación del matrimonio es un mal necesario para la familia. Pero, independientemente de la edad del niño y del tipo de relación que mantuviera la pareja, por desgracia, el divorcio de los padres afecta de forma negativa a los hijos. La desintegración de su unidad familiar les preocupa, el mundo en el que vivían se rompe y, con la separación, pasan a otro escenario donde ya no se sienten seguros y desconocen.

Consecuencias de la separación según la edad del niño

Cada niño reacciona de una manera diferente. No existe un mismo patrón para la reacción de los niños, dependiendo únicamente de la edad. Hay niños de nueve años que responden de forma más madura ante esta situación que algunos adolescentes. En cambio, es general la sensación de desconcierto al enterarse porque están acostumbrado a ver a sus padres siempre juntos y se niegan a admitir que esta situación se cambie. Sigue leyendo

Consejos para vencer el temor social

temor socialEs posible que pienses que ese temor que sientes es parte de tu personalidad y que no puedes hacer nada para poder vencerlo y que sólo tienes que acostumbrarte a vivir así. ¡Nada más lejos de la realidad! No tienes por qué sufrir, es adecuado que centres tus energías en sentirte mejor y vivir como antes. Esa ansiedad que te entra ante el hecho de tener que enfrentarte a una situación social, el tener esa timidez tan extrema en situaciones sociales cotidianas sólo te hará mal y debe cambiar para que no te veas limitado en tu día a día.

Es normal sentirse nervioso ante un discurso o cuando se va a conocer a alguien nuevo, pero que estos hechos se conviertan en motivo de ansiedad y preocupación excesiva durante semanas antes de que vaya a ocurrir, estamos hablando de un temor social que hay que tener en cuenta. Veamos algunos consejos que puede que te sirvan para vencer el temor social.
Sigue leyendo

Video: El poder de los introvertidos

¿Te consideras una persona introvertida? Para muchos ser introvertido puede resultar un problema, incluso se generan prejuicios sobre alguien introvertido y extrovertido. En esta conferencia se cambian estos paradigmas y nos invitan a darle una nueva mirada a las personas que nos rodean. — David Fischman

10 Pasos para vencer la Timidez

vencer-la-timidez¿Te cuesta relacionarte con las personas? ¿No te sientes capaz de expresar tu opinión? ¿Le das mucha importancia a lo que los demás piensen de ti? ¿Crees que no eres importante? Si su respuesta es sí para cualquiera de estas preguntas quédate y descubre 10 pasos para vencer la timidez.

El 64 por ciento de los tímidos opina que son tímidos debido a circunstancias externas como demasiado control familiar, autoritarismo, sobreprotección o haber sido víctimas de sus pares a temprana edad. El 24 por ciento se piensan tímidos por razones internas, por ejemplo, baja autoestima. La buena noticia es que el 85 por ciento de los tímidos creen que pueden superar su problema y se esfuerzan para lograrlo, de acuerdo a lo que dicen los expertos de The Shyness Institute, que realiza investigaciones sobre esta conducta. Sigue leyendo

¿Por qué resulta tan difícil cambiar las relaciones con nuestros familiares?

familiaCuando los pacientes acuden a terapia para modificar sus conductas, aprender nuevos comportamientos o cambiar sus habilidades, siempre surge la misma dificultad: Donde más difícil le resulta a la persona cambiar y donde más tardarán en apreciar que lo ha hecho, es en su propia familia.

Esto genera gran desconcierto y frustración ya que no sólo las personas mas allegadas son las que más pueden ayudarnos a lograr nuestras metas, sino que a veces el objetivo mismo de acudir a terapia era mejorar comportamientos y relaciones en el seno familiar. Sigue leyendo

Cómo tener una sana autoestima

Tener una sana autoestima es primordial para cualquier ser humano, ya que, nos enfrentaremos a la vida con mayor alegría y confianza y eso hará que logremos más metas y se nos abran más puertas y por lo tanto, nos sentiremos más realizados.

 

6 SÍNTOMAS DE UNA BAJA AUTOESTIMA

1. Conformismo, falta de motivación. Se deja de luchar por los sueños porque creemos que no seremos capaces de conseguirlos. Nos creemos poco valiosos.

2. Timidez, miedos, inseguridades. Infinitos miedos a quedar mal, a lo que piensen los demás de nosotros, a hacer el ridículo. Incapacidad de tomar la iniciativa. Sigue leyendo

Las máscaras del tímido

tímidoQuienes han aprendido a convivir con el ridículo, a reírse de sí mismos, a relativizar la repercusión de sus palabras y sus actos, pocas veces se sienten atenazados por el apuro.

JOSÉ MARÍA ROMERA escribe este interesante y polémico artículo en el Correo Digital:

«No te crees enemigos, pero sobre todo no te crees enemigos tímidos», advirtió en sus ‘Pensamientos’ el perspicaz moralista La Beaumelle. Y es que la timidez engendra en muchos de quienes la padecen una suerte de resentimiento difuso que provoca reacciones inesperadas. El tímido se encoge en presencia de los otros; pero cuando está acorralado puede actuar como las bestias heridas. ¿Quién no se ha sorprendido alguna vez al ver cómo una persona apocada o de natural retraído repentinamente monta en cólera con un furor inusitado? El hecho de que las personas tímidas tiendan a evitar a los demás y a escapar de situaciones donde se creen expuestas a la inquisidora mirada ajena no garantiza que siempre vayan a reaccionar de igual manera. A veces una suerte de mecanismo de compensación lleva a los tímidos a comportarse agresivamente.

El tímido puede descargar su frustración sobre personas más débiles que él para desquitarse de su propia debilidad. En otras ocasiones experimenta arrebatos de euforia incontrolada que lo hacen irreconocible, como la ‘mosquita muerta’ que en una fiesta acaba dando la nota como si en vez de tímido fuese un redomado exhibicionista. La timidez tiene muchas máscaras, quizá porque no se proyecta tanto en las grandes decisiones de la vida como en aquellas situaciones que tiene algo de representación.

Pero en el saco de la timidez metemos demasiadas cosas. No es lo mismo ruborizarse a los quince años al cruzar una mirada con el chico o la chica de tus sueños que no salir de casa por la imposibilidad de mantener la menor relación con la gente, como sucede en los casos más acentuados de fobia social. Hay tímidos encantadores que han hecho de su debilidad un atractivo personal y otros hoscos, huraños, que actúan siempre a la defensiva.

El adjetivo ‘tímido’ proviene del verbo latino ‘timeo’ (‘tener miedo’). En principio la timidez sería, por tanto, una manifestación del miedo a los demás. El tímido es el que, o bien se deja vencer por ese miedo y adopta ante él respuestas de evitación, o se resigna a vivir con sus temores y con los malos tragos que de vez en cuando le ocasiona. La fobia social es un miedo más persistente y acentuado que se manifiesta en respuestas de ansiedad, de crisis de angustia o pánico, de pensamientos anticipatorios negativos.

Pero en todos los casos subyace un fondo de ideas sobrevaloradas acerca de los otros y también -por paradójico que parezca- acerca de uno mismo. Son ideas que se van forjando en las etapas de desarrollo más propensas a la inseguridad, especialmente en la adolescencia. El sujeto va enfrentándose a desafíos novedosos que le plantean interrogantes acerca de su propia condición. Da demasiada importancia a la opinión ajena, desarrolla un acentuado sentido del ridículo, se ve continuamente sometido a la evaluación ajena, y eso le amilana. Sin embargo, puede haber en la timidez un punto de egocentrismo. «La causa más frecuente de la timidez es una opinión excesiva de nuestra propia importancia», hizo notar Samuel Johnson. Quienes han aprendido a convivir con el ridículo, a reírse de sí mismos, a relativizar la repercusión de sus palabras y sus actos, pocas veces se sienten atenazados por el apuro o la parálisis del tímido. Se comportan más relajadamente porque saben que sus preocupaciones acerca del qué dirán les importan generalmente muy poco a aquellos de cuya opinión está pendiente.

No sólo se puede convivir perfectamente con la timidez, siempre que no alcance dimensiones patológicas: se le puede sacar partido. ¿Qué es el rubor sino una señal física de aviso que nos hace ponernos alerta ante situaciones imprevistas? Si no fuéramos capaces de sentir vergüenza ante otras personas por grandes o pequeños motivos, es probable que desatendiéramos aspectos de las relaciones humanas muy positivos. Andaríamos desaseados, olvidaríamos comportarnos de acuerdo con las reglas de la cortesía, acabaríamos tal vez rechazados por nuestra sociedad.

Echemos un vistazo, pues, a las cualidades del tímido. De entrada, es prudente. Como tiene miedo a equivocarse, no actúa irreflexivamente sino que sopesa sus decisiones. Es observador; al contrario que los extravertidos impetuosos que pasan a la acción sin más preámbulos, el tímido ve y escucha atentamente. Tal vez eso explique el hecho de que muchos grandes creadores (desde Marcel Proust hasta Woody Allen) y científicos (como Albert Einstein) fueran tímidos declarados. El tímido es, por otra parte, una víctima de la presión social que le conmina a ser más decidido, más abierto, menos retraído. Pero al tener que protegerse de ella desarrolla un mayor sentido crítico, una autonomía de pensamiento que le concede mayor libertad en otros sentidos. Se ha comprobado asimismo que en determinados trabajos que requieren concentración y sentido de la precisión los tímidos tienden a dar mejor resultado que los desenvueltos.

Con vergüenza, ni se come ni se almuerza, sentencia el proverbio popular. La timidez paraliza, retiene y anula. Nadie desearía para sí o para los suyos el destino de esos jóvenes ‘hikikomori’ japoneses que se aíslan del exterior parapetados durante años y años entre las paredes de su habitación. Pero, junto a la timidez pusilánime que incapacita y anula, hay otra timidez creativa, virtuosa y agradecida. La cuestión es saber dominar la primera y acomodarse de buen grado a la segunda.

Fuente: Las máscaras del tímido

Sigue leyendo