Miedo a la psicoterapia por evitar encontrarnos con nosotros mismos

Miedo-psicoterapiaAdmitir que necesitamos ayuda nunca resulta fácil, antes de aceptarlo podemos llegar a pasar por muchos baches y estar al límite de nuestras fuerzas, mientras que seguimos soportando lo que llevamos arrastrando durante mucho tiempo. Hasta que finalmente vemos que no nos gusta el tipo de vida que estamos llevando, y acabamos por darle un mayor sentido a la psicoterapia.

Cuando ya nos ha sobrepasado y desbordado la situación que vivimos, y nos sentimos insatisfechos con lo que experimentamos, perdidos y desorientados, sin saber qué rumbo tomar; se nos presenta la psicoterapia como una buena opción para ubicarnos y reencontrarnos con nuestra identidad.

La psicoterapia nos da la oportunidad de obtener un mayor abanico de perspectivas acerca de lo que estamos experimentando en nuestras vidas.

Sigue leyendo

Anuncios

Curar las heridas del padre ausente

heridas-del-padre-ausenteTodos sabemos lo complejo que puede llegar a ser definir el término familia. ¿Integramos en esta dimensión a quienes comparten nuestra misma sangre? ¿O a esas personas que hemos elegido libremente y con quien construimos vínculos positivos y significativos?

Hablar de familia despierta en ocasiones ciertas heridas, desilusiones y pequeños rencores. De hecho, podríamos decir sin equivocarnos que una de las figuras más complejas y que se dan con mayor frecuencia es la del “padre ausente”.

El padre ausente no es sólo el vacío físico de una figura que no tuvimos, en ocasiones, es también alguien que a “aún estando” no supo o no quiso ejercer su rol. Es una ausencia psicológica capaz de originar en el niño diversas heridas emocionales.

Es muy posible que esta situación te sea conocida. Que la hayas vivido en piel propia o que la hayas observado en tu círculo social más cercano.

Sigue leyendo

(Infografía) Síntomas de Bulimia y Anorexia nerviosa

anorexia-y-bulimia

Bulimia

Síntomas

Generalmente las personas que padecen bulimia han sido obesas o han realizado numerosas dietas sin control médico. Tratan de ocultar los vómitos y las purgaciones, por lo que la enfermedad suele pasar desapercibida durante mucho tiempo. Los síntomas típicos de un cuadro de bulimia son los siguientes:

  • Atracones o sobreingesta de alimentos: El enfermo come una gran cantidad de alimentos en un espacio de tiempo muy corto. No tiene control sobre la ingesta y es tal la ansiedad que cree que no puede parar de comer.
  • Para prevenir el aumento de peso y compensar el atracón o el exceso de las comidas se provoca vómitos, utiliza laxantes, diuréticos, fármacos, o recurre a otros medios que le permitan controlar el peso, como la practica abusiva de actividades deportivas.
  • Los ciclos de atracones y vómitos se manifiestan un mínimo de dos veces por semana.
  • La autoestima del enfermo es baja y la identifica con su cuerpo.

Sigue leyendo

Los dos momentos en la vida en que somos más vulnerables al trauma

trauma-cerebroDe acuerdo con Tara Swart, neurocientífica y profesora titular en MIT, cerca de los dos años de vida y esos años turbulentos de la adolescencia son los momentos cuando el cableado cerebral es más maleable. Como resultado, las experiencias traumáticas que ocurren durante ese período de tiempo pueden alterar la actividad cerebral y, en última instancia, cambiar la expresión genética.

Cerca de los dos años

Durante los primeros dos años de vida, el cerebro se desarrolla a un ritmo rápido. Sin embargo, aproximadamente al segundo año, algo importante pasa: los bebés empiezan a hablar.

“Empezamos a entender el discurso primero, luego comenzamos a articular el discurso nosotros mismos y esa es una cosa realmente compleja que pasa en el cerebro”, dice Swart, quien conduce el estudio todavía en marcha sobre el cerebro y cómo nos convertimos en líderes. “Adicionalmente, los niños empiezan a caminar -así que desde un punto de vista físico, eso también es un gran logro para el cerebro¨.

Sigue leyendo

10 Frases que hacen que los niños crezcan como adultos acomplejados

frases niñosLa psicóloga familiar Svetlana Merkulova cree que incluso una pequeña frase pronunciada sin pensar, puede afectar la salud mental de un pequeño, por eso a la hora de comunicarte con tu hijo es necesario elegir cuidadosamente las palabras. Hay frases de las que deberías olvidarte por completo.

“Cuando yo tenía tu edad, me iba muy bien en la escuela”

Desde el nacimiento y hasta los 6 años papá y mamá son prácticamente dioses para el niño, ellos lo saben todo y todo lo pueden, son los padres quienes enseñan al niño a relacionarse con él mismo y con el mundo que lo rodea. La frase en cuestión puede interpretarse como una competencia del padre o madre con su hijo, es algo así como si le dijera: “Nunca podrás ser como yo, no importa cuánto lo intentes, soy mejor que tú”. Los niños que crecen en un contexto así por lo general intentan demostrarle a su familia que son buenos. Y es que claro, diciendo cosas de semejante naturaleza se estimula la parte narcisísta de la mente del niño y eso provoca que quiera alcanzar ciertas metas, hasta ahí todo muy bien, el problema es que al fin de cuentas no lo hará para sí mismo sino para agradar a mamá y papá con el propósito de que finalmente vean que es digno de ellos. Al crecer, estos niños no son capaces de alegrarse con sus logros, la alegría aparece sólo si su progenitor reconoce su éxito pero eso es muy poco probable. Sigue leyendo

Video/Audio: Los zapatos nuevos (reflexión para padres)

Video: Hay niños que juegan a ser invisibles por miedo a ser maltratados

UNICEF

La psicología detrás de la película Intensamente

IntensamenteSeguramente has escuchado hablar de la última película de los estudios Pixar: Intensamente. He notado que a pesar de ser una película de dibujos animados, ha llamado la atención del público adulto. Intensamente nos plantea grandes temas psicológicos. Es una película que habla de la importancia de nuestras emociones para tener una salud mental óptima, y cómo estas emociones forman nuestra personalidad y la forma en la que nos relacionamos con otras personas.

En la sociedad actual se les da una gran importancia a ciertos rasgos de la personalidad como ser extrovertido, asertivo, eficiente, exitoso y optimista. En cambios desvaloramos la introversión, la sensibilidad, la emotividad, entre muchas otras. Estar triste es visto como algo malo y de lo que todos tratamos de huir. Pero ¿qué pasa si tratamos de eliminar estas emociones de nuestra vida? Sigue leyendo

Abuso infantil: secuelas físicas y psicológicas

abuso-infantilEl abuso infantil

Una serie de recientes investigaciones revelan que las alteraciones neurobiológicas como consecuencia del abuso infantil, no solo aumentan la posibilidad de padecer trastornos mentales en la adultez sino que también aumentan las posibilidades de padecer trastornos orgánicos futuros, así como alteraciones conductuales.

El abuso infantil y el abandono en la niñez son posibles acontecimientos traumáticos para cualquier niño, y son mucho más frecuentes de lo que se piensa. Según el centro de Salud Mental Infantil del Colegio Universitario de Londres1, cada año entre el 4 y el 16 por ciento de los niños de los países occidentales industrializados sufren malos tratos corporales y 1 de cada 10 sufre abandono o sobrecargas psíquicas extremas.

En lo que respecta a los abusos sexuales en la niñez, entre el 5 y el 10 por ciento de las niñas y el 5 por ciento de los niños, lo han sufrido alguna vez a lo largo de su infancia. Sigue leyendo

Video: Superar los traumas – Rafael Santandreu

¿Cómo podemos superar situaciones que nos han dejado huella? Traumas, como una separación abrupta, o alguna situación que nos costó afrontar cuando éramos niños, por citar los más corrientes. El psicólogo Rafael Santandreu, autor de “El arte de no amargarse la vida”, nos aconseja.

Depresión Navideña (Parte 1 y 2) Dr. Alberto Fernández Arana

 

Mi paciente ha muerto

paciente muertoMás tarde o más temprano, uno de tus pacientes morirá. Donde yo trabajo es relativamente frecuente y muy probable que esto ocurra pero no por ello me afecta menos. Intento encajarlo de la mejor manera posible. ¿Cómo? Preguntando y estudiando cómo puede afectarme este hecho de antemano y esto me ayuda a encajar mejor mis sentimientos y mis responsabilidades.

 Hoy, he hecho una pequeña investigación y he preguntado a mis compañeros (enfermeros, auxiliares de enfermería, nefrólogos e incluso a la administrativa) cómo les afecta a ellos el fallecimiento de un paciente. Llegamos entre todos al acuerdo de que la situación es más o menos traumática en función de la relación que tengan con el paciente, dónde fallece (en su casa, en urgencias o en el centro de diálisis), si es una muerte esperada o no lo es, del estado de salud del paciente y de los años de experiencia laboral en este ámbito. Sigue leyendo

¿Qué son y como actúan los mecanismos de defensa?

defensaLos mecanismos de defensa son inconscientes (procesos automáticos o puestos en marcha sin conciencia) y tienen el cometido de enfrentarnos con una realidad que percibimos como amenazante. La buena noticia es que nos pueden proteger de las agresiones externas, pero la mala nueva es que, pueden afectar a la visión que tenemos de la realidad. Por ello, es preciso tener mucho cuidado y analizar por qué aparecen.

Para cada acción, existe una reacción. Esto es completamente cierto. En el caso de los mecanismos de defensa, se sabe que la persona trata de protegerse de una agresión o una amenaza a su vida, a sus creencias o a sus sentimientos. Es un proceso que aparece por la percepción de lo que ocurre y que al mismo tiempo puede modificar esta percepción, distorsionándola o enmascarándola. Pueden “dispararse” sin que nos demos cuenta o lo decidamos, obviamente no avisan. Si bien es cierto que se pueden analizar y reconocer, es probable que eso ocurra cuando ya sea demasiado tarde porque actuan de manera muy sutil, como los ladrones más hábiles o los manipuladores emocionales más expertos. Existen diferentes tipos y suelen relacionarse o complementarse entre sí. Sigue leyendo

El miedo al rechazo

miedo al rechazoLa necesidad de integración es algo que experimentamos desde que somos pequeños. Ya en el patio de la escuela se forman grupos y nadie quiere quedarse sin pertenecer a uno aunque esto suponga ciertos sacrificios, como tener que cambiar las actividades que nos gustan por otras que son compartidas o bien aceptadas en el grupo. Lo cierto es que la madurez nos hace ver este tipo de situaciones con otra perspectiva, aprendemos que a veces no está mal ser diferente o defender una postura que no apoya nadie o muy pocos; sin embargo, no nos volvemos inmunes al placer que supone estar integrados en un grupo de personas.

El miedo al rechazo que produce angustia y llega a afectar seriamente a la estabilidad de la persona no es más que una radicalización de un temor que en el fondo compartimos todos. Lo cierto es que este miedo se retroalimenta, ya que puede ser precisamente la causa de que nos encontremos con el temido rechazo. ¿Por qué? Porque por miedo al rechazo, igual que cuando éramos pequeños, intentamos convertirnos en quién creemos que los demás quieren o aceptarían. Así, sin darnos cuenta, podemos provocar una sensación de artificialidad en los demás que efectivamente provoque el temido rechazo. Sigue leyendo

Traumas en la niñez y depresión en el adulto

trauma infantil depresionNinguna etapa es más intensa, maravillosa y vulnerable a la vez, que nuestra infancia. Esas primeras experiencias marcan por siempre no solo gran parte del rumbo de nuestra vida, sino también, la visión que tenemos de ella. El vinculo que establecemos con nuestros cuidadores, con esos padres que nos guían, cuidan y arropan, nos ofrecerán los pilares de ese posterior desarrollo en el cual, crecer con seguridad y autonomía.

Pero si algo falla, si el escarpelo de la violencia, de la desgracia o la casualidad aparece en nuestra vida cortando el rumbo de esa infancia, la huella se quedará ahí por siempre. Es un hecho, una realidad. Y como niños, como personas que aún no somos capaces no solo de defendernos, sino tampoco de comprender por qué existe la maldad o la tragedia, habremos de digerirlo con toda su dificultad y gravedad.  Sigue leyendo