Video: Autoconocimiento para el éxito por Rosa Quintana

Tus deseos, impulsos, sueños, pasiones, miedos, pensamientos, emociones, sentimientos.

Descarga The Work

Rosa Quintana es presentadora de televisión, locutora de radio y publicidad, formadora y ponente, articulista, empresaria, experta y entrenadora personal en Técnicas de Comunicación.

Anuncios

¿Curas o agravas tus heridas? 10 hábitos de las personas resilientes

Heridas resilienciaUna ostra que no ha sido herida, no puede producir perlas. Las perlas solo crecen cuando un cuerpo extraño, como un grano de arena, logra entrar en el interior de la ostra.
 
En ese momento, la ostra activa sus mecanismos de defensa y produce una sustancia que cubre el cuerpo extraño, formando diferentes capas. Esa sustancia es el nácar.
 
Por tanto, una perla es el resultado de una herida que ha cicatrizado, de la lucha de la ostra para protegerse.
La resiliencia sigue un proceso muy similar.

7 efectos de la gratitud que pueden cambiar radicalmente tu vida

GratitudLa gratitud es una pieza clave en la filosofía budista, pero en Occidente apenas hemos comenzado a redescubrir su enorme poder. De hecho, la gratitud es uno de los caminos que nos conduce a la felicidad y su práctica puede cambiar radicalmente nuestra vida porque nos permite adoptar una perspectiva diferente, más centrada en el aquí y ahora, focalizada en lo que tenemos, más que en lo que nos falta.
 

En los últimos años la Psicología científica también se ha comenzado a interesar por la gratitud, dando lugar a una serie de estudios que demuestran su importancia para mejorar nuestro bienestar emocional.

 

Siete buenas razones para abrazar la gratitud

 
1. Te hará más feliz. La gratitud se experimenta de formas diferentes: hay personas que cuentan sus dones, otras disfrutan lo que la vida les ha dado y otras deciden compartir con los demás. Sin embargo, no importa qué forma adopte, se ha comprobado que el mero hecho de sentirse agradecidos nos permite ser más felices. 
 
En un estudio realizado en la Universidad de California los psicólogos les pidieron a algunos participantes que, durante 10 semanas, hicieran una lista de las cosas por las que podían sentirse agradecidos. Otros simplemente debían escribir sobre un tema neutro. Al cabo de ese tiempo, se apreció que las personas que habían practicado la gratitud referían sentirse un 25% más felices y satisfechas con la vida.

Sigue leyendo

Rodéate de personas que dejan huellas, no cicatrices

personas especialesHabía un joven que tenía muy mal carácter. Un día, su padre le dio una bolsa de clavos y le pidió que, cada vez que perdiera la paciencia, clavara un clavo detrás de la puerta de su habitación.
 
El primer día, el joven clavó 37 clavos detrás de la puerta. Día tras día, a medida que aprendía a controlar su mal genio, tenía que recurrir a menos clavos. 
 
Así, un buen día descubrió que era mucho más fácil controlar su ira e impulsividad, que seguir clavando clavos detrás de la puerta. 
 
Cuando se lo comentó a su padre, este le sugirió una tarea diferente: sacar un clavo por cada día que logrará controlar su mal carácter. 

10 tips para ser asertivo sin dejar de ser uno mismo

asertividad-620x350La asertividad suele definirse como la capacidad de expresar las opiniones, los sentimientos, las actitudes y los deseos, y reclamar los propios derechos, en el momento adecuado, sin ansiedad excesiva, y de una manera que no afecte a los derechos de los demás.

La sabiduría popular dice que las personas asertivas salen adelante. Dicen lo que piensan, solicitan los recursos que necesitan, manifiestan sus deseos y sentimientos, y no aceptan un no por respuesta.  Pero si no eres una persona asertiva no debes preocuparte, se puede llegar a ser asertivo, pedir lo que necesitas y conseguir lo que quieres, sin dejar de ser uno mismo:

1. Comienza con algo pequeño

Si la idea de ser asertivo te hace sentir especialmente mal o inseguro, comienza con situaciones de bajo riesgo. Por ejemplo, si pides una hamburguesa, y el camarero te trae un salmón a la plancha, hazle ver su error y envíalo de vuelta. Si sales de compras con tu pareja y estás tratando de decidir sobre un lugar para comer, manifiesta tu opinión a la hora de elegir a donde ir.

Una vez que te sientas cómodo en estas situaciones de bajo riesgo, comienza subiendo la dificultad poco a poco.

2. Empieza diciendo no

En el camino para ser más asertivo, el NO es tu mejor compañero. Debes decir no más a menudo. Es posible ser firme y decidido con el NO sin dejar de ser considerado. Al principio, decir que no puede hacer que te sientas ansioso, pero con el tiempo llegarás a sentirte bien y bastante liberado.

Es probable que algunas personas se sientan decepcionadas ante esta nueva situación. Pero recuerda que mientras expreses tus necesidades de una manera considerada, no eres en absoluto responsable de su reacción.

3. Sé simple y directo

Cuando te estás  afirmando a ti mismo, menos es más. Haz tus peticiones de manera sencilla y directa. No hay necesidad de dar explicaciones elaboradas (véase más adelante). Es suficiente con decir cortésmente lo que piensas, sientes o deseas. Sigue leyendo

¿Conoces tu auténtico yo?

autentico yoCada uno de estos 17 egos muestra sin tapujos una faceta negativa de nuestro comportamiento. ¡Son más habituales de lo que crees! Identificarlos es el primer paso para empezar a superarlos.

El ensayo de José Pedro Manglano, finalista del Premio Espiritualidad Martínez Roca, te acompaña en el viaje del autoconocimiento utilizando un elaborado pero irónico análisis de nuestros yo más dominantes. 22 maneras de caerse bien. Actitudes para conquistar la felicidad (Planeta) te ayuda a descubrir las razones de tu comportamiento y, lo más importante, te enseña a enmendar los errores.

Como dice el autor, ser feliz empieza por encontrarse cómodo con el propio yo. Aceptarse y amarse es la principal tarea de lo que llamamos vivir. La cuestión radica en conocerse a uno mismo para corregir aquello que nos impide ser persona y nos encamina a resignarnos a estar en el mundo. Aquí te mostramos algunos de esos 22 egos que nos arrastran hacia esa resignación. Combátelos para acercarte a las cuatro actitudes que te harán ser mejor persona: rebelde, respetuosa, agradecida y abierta.
Sigue leyendo

Abrazando tus demonios: Un panorama de la Terapia de Aceptación y Compromiso

Acceptance_vs_Rejection_by_squish_squash1-700x948Imagina una terapia que no hace intentos deliberados de reducción sintomática, pero obtiene la reducción sintomática como un subproducto. Imagina una terapia basada firmemente en la tradición de la ciencia empírica y aún así que mantiene un importante énfasis en valores, aceptación, compasión, contacto con el momento presente y con el sentido trascendente del ser. Una terapia tan difícil de clasificar que ha sido descripta como una “terapia cognitivo-conductual existencial humanística”. La Terapia de Aceptación y Compromiso, conocida como ACT (pronunciada como la palabra “act” y no como una sigla) es una terapia conductual basada en mindfulness que desafía las reglas básicas de la psicología occidental. Utiliza una mezcla ecléctica de metáforas, paradojas y habilidades de mindfulness (en general traducido como “atención o conciencia plena”) junto con una gran variedad de ejercicios experienciales e intervenciones conductales guiadas por  valores. ACT ha demostrado su efectividad para una amplia gama de condiciones clínicas.

La meta de ACT

El objetivo central de ACT es el de crear una vida rica y significativa, aceptando el dolor que inevitablemente viene con ella. ACT (que significa “actuar” en inglés) es una buena abreviación porque esta terapia se orienta a tomar acciones efectivas guiadas por nuestros valores más profundos, en las que estamos totalmente presentes y comprometidos. Es sólo a través de la acción en la que estamos presentes y conectados, que podemos crear una vida significativa. Por supuesto que al intentar crear esa vida nos vamos a encontrar con toda clase de barreras bajo la forma de indeseadas y displacenteras “experiencias privadas” (pensamientos, imágenes, emociones, sensaciones, impulsos y recuerdos).

ACT es una de las llamadas “Terapias Conductuales de Tercera Ola” por su énfasis en el desarrollo de habilidades de mindfulness. A la vez una diferencia sobresaliente es que ACT considera a la práctica formal de meditación como sólo uno de los muchos caminos en la transmisión de las habilidades de mindfulness .

Otra característica distintiva que hace a ACT única es que no descansa en el supuesto de la “normalidad saludable”. Sigue leyendo

Un viaje al interior de tus recuerdos

recuerdos“Disfrutar del pasado es vivir dos veces ”
Marcus Valerius Martialis

Hoy estoy aquí para recordarte tu pasado. Te propongo que cierres los ojos y pienses en tu infancia, recuerdes el aroma de la casa de tus abuelos, el olor del cabello de tu madre, los besos de buenas noches de tu padre, las peleas y los juegos con tus hermanos, la intensidad del amor en la adolescencia, la ilusión en la infancia; recuerda algo, lo que quieras, pero siéntelo.

¿Lo has hecho? Ahora estás en disposición de entender que de lo que te vengo a hablar hoy es de la nostalgia… Sentir nostalgia no tiene edad ni cultura, tanto los adultos como los niños lo hacemos y probablemente con mayor frecuencia de lo que creemos. Sigue leyendo

Video: “La ciudadela interior” — Reflexiones para vivir mejor Cap. 19

Todo en la vida de uno depende de cómo se representa las cosas, de cómo se las dice a sí mismo. Lo que nos afecta para bien o para mal no son -en sí- las experiencias que vivimos, sino el juicio interno que realizamos sobre ellas. Hoy en reflexiones para vivir mejor: La ciudadela interior.

Video: ¿Cómo tratarnos a nosotros mismos? — Reflexiones para vivir mejor cap. 14

Ser tolerantes, comprensivos y pacientes con nosotros mismos a veces parece un desafío, sobre todo cuando tenemos metas y expectativas irreales o cuando condicionamos nuestra felicidad a las circunstancias externas o a nuestra relaciones,

Hoy en Reflexiones para vivir mejor, Walter Riso nos aconseja ¿Cómo tratarnos a nosotros mismos?

Video: El yo ideal vs. el yo real — Reflexiones para vivir mejor Cap. 6

Hoy en Reflexiones para vivir mejor, Walter Riso nos habla sobre el YO IDEAL frente al YO REAL y cómo si los ponemos en una balanza, los equilibramos y acercamos, podremos crecer como personas.

¿Cómo lograr que las ofensas no te dañen?

ofensaPuede que las ofensas no estén a la orden del día en tu jornada cotidiana pero lo cierto es que, alguna que otra vez, todos hemos sido víctimas de ellas. Casi siempre llegan de la mano de personas que se comportan de una manera ruda, que cruzan la línea de la cortesía y que te agreden, a veces sin motivo, otras veces porque han mostrado una reacción exagerada ante algo que hemos dicho o hecho. ¿Cómo lidiar con estas personas? ¿Cómo enfrentar las ofensas?

El primer paso para enfrentar las ofensas consiste en comprender que se trata de una percepción personal; es decir, nos sentimos ofendidos cuando pensamos que alguien ha cruzado la línea imaginaria que hemos trazado. Esto significa que lo que para alguien puede ser una grave ofensa, para otro puede pasar del todo desapercibida. Sigue leyendo

Video: La persona depresiva

La depresión desde el punto de vista de las personas que la padecen.

Los orígenes infantiles de los bloqueos afectivos

Dado que todos deseamos ser amados, es obvio que nadie genera un bloqueo afectivo por elección consciente. Nuestros bloqueos afectivos son inconscientes y en su origen es probable que haya una razón que los justifique. Suelen nacer como una manera de protegernos contra alguna experiencia anterior que nos produjo miedo y confusión, una experiencia tan difícil y dolorosa que nuestra frágil psiquis no pudo manejarla. Tal vez desde una perspectiva intelectual adulta nuestros bloqueos afectivos no parezcan tener mucho sentido. Pero si exploramos nuestras experiencias tempranas, inevitablemente descubriremos que hay amplios motivos emocionales que los explican.

La naturaleza también decretó que permaneciéramos en esa situación de desvalimiento y dependencia durante un período inusitadamente prolongado. Para cada uno de nosotros eso significó que durante el largo período de la infancia y la adolescencia nos encontráramos en una situación de extrema vulnerabilidad. Existía una gran riesgo de que alguna de nuestras necesidades no fueran satisfechas y de que nada pudiéramos hacer para remediarlo. Sigue leyendo

Quererse

“Para quererse uno mismo, fortalecer el amor propio y sentirse merecedor hay que trabajar en cuatro pilares básicos: autoconcepto (lo que pienso de mi), autoimagen (qué tanto me gusto), autorreforzamiento (qué tanto me doy gusto) y autoeficacia (si confío o no en mí). El amor empieza por casa. El primer amor para uno debe ser su propio “yo”, no narcisismo, sino amor propio del bueno, sin egolatría. Sólo podrás amar si te quieres, uno da lo que piensa que vale. “Te quiero y me quiero” es mejor que amar ciegamente y entregarse sin reparos. Si crees que vales como persona, llegarás a la conclusión que todo amor debe ser recíproco.”- Walter Riso