El vuelo de las águilas (extracto de “Cuentos para aprender a aprender”)

aguilaMaharat había cumplido 22 años de edad y soñaba con viajar y aventurarse en países lejanos. Su madre, en su deseo de protegerle, trataba de borrar sus anhelos con toda clase de argumentos y manipulaciones que lograban paralizar su entusiasmo. El joven vivía en una constante frustración, ya que amaba a su madre y se encontraba atado a su criterio y costumbres. Un día, preso de dudas y cavilaciones, decidió ascender a la montaña para reflexionar acerca de las cadenas familiares que le torturaban. Allí sintió sueño, cerró los ojos, y en su mente comenzó una extraña escena:

Una especie de gallinácea, que a todas luces no poseía el don del vuelo, estaba incubando un huevo de otro pájaro que había encontrado en su nido. El pichón salió y, pasado un tiempo, le preguntó a su madre:

–¿Cuándo volaré?, a lo que ella contestó:

–¿Para qué quieres volar?, ¿no ves lo bien que vivimos como estamos? Además, si vuelas yo no te podré cuidar, y más allá de esta tierra hay muchos peligros desconocidos.

Cuando Maharat despertó se sentía desconcertado y extrañamente aliviado. Mientras bajaba la montaña escuchó las notas de un laúd y un canto alegre que decía:

“Si quieres vivir como las águilas, no vivas entre gorriones”.

Extraído del libro Cuentos para aprender a aprender.
José María Doria (Gaia)

Fuente: Psicología Práctica

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s